Belleza

Lo que el aceite de coco puede hacer por tu piel.

“Otro aceite más” pensarás, pues no es un aceite más porque consigue que tu piel luzca radiante a base de ingredientes naturales.
Reading time 2 minutes

Otro aceite más” pensarás, pues no es un aceite más porque consigue que tu piel luzca radiante a base de ingredientes naturales.

Incluirlo en la rutina de belleza es una alternativa que nos permite dejar a un lado los productos químicos para beneficiarnos de sus propiedades. Este remedio natural actúa de fuera hacia adentro: elimina las impurezas bacterianas, hidrata la piel y la llena de antioxidantes.

En primer lugar, compra el aceite de coco orgánico y extra virgen, para evitar que la piel absorba cualquier tipo de toxina añadida. El siguiente paso es ponerse creativo de diez formas distintas.

Úsalo como hidratante corporal: antes de dormir aplícalo sobre tu piel, verás que al despertar tendrás una piel soñada. Es ideal para todo tipo de pieles, pero sobretodo aquellas secas o con dermatitis.

Úsalo para limpiar tu rostro: haz de esto tu pequeño ritual, frótalo en tu cara dando pequeños masajes de manera circular, luego déjalo actuar por la noche y al despertar retira los residuos con agua y tu limpiador facial de uso frecuente. El resultado, un rostro suave y libre de bacterias.

Úsalo para exfoliar: calienta un poco de este aceite mágico en tu cocina, añade azúcar morena y estás lista para experimentar una exfoliación natural.

Úsalo en manos y labios secos: funciona como regenerador de la piel sensible, seca y agrietada, propia de esta temporada del año.

Úsalo en tu manicura casera: no dudes en probarlo para suavizar la cutícula de tus dedos.

Úsalo para prevenir y reducir estrías: es magnífico para evitar que esas molestas estrías ganen la batalla.

Úsalo para desmaquillarte los ojos: pasa suavemente un algodón por tus parpados y adiós al maquillaje. No irrita ni enrojece la piel de los parpados, por ser virgen y libre de químicos.

Úsalo cuando llegue el verano: después de las tantas horas de sol a las que te expones en la playa o piscina, aplícalo para aliviar las zonas enrojecidas y evitar la resequedad.

¿Cuál de estas rutinas seguirás?

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas