Las uñas largas y cómo cuidarlas - L'Officiel España
Belleza

Las uñas largas y cómo cuidarlas

Si tienes la intención de dejar crecer tus uñas, la responsabilidad con respecto al cuidado de tus manos crecerá exponencialmente, por lo que existen ciertos puntos a tener en cuenta.
Reading time 2 minutes
Si tienes la intención de dejar crecer tus uñas, la responsabilidad con respecto al cuidado de tus manos crecerá exponencialmente, por lo que existen ciertos puntos a tener en cuenta. Para que nuestro organismo produzca uñas fuertes y resistentes, debemos prestar atención a nuestra alimentación. Lo ideal es beber mucha agua, y que nuestra dieta sea rica en fruta, en verduras y en proteínas, que contribuirán al crecimiento correcto de nuestras uñas. También puedes añadirle un extra a tu alimentación mediante suplementos alimenticios, que contengan los nutrientes ideales para la formación de nuestras uñas, como por ejemplo las vitaminas A, B-complex, C, D, E y minerales como el zinc, el fósforo o el calcio. Ten cuidado con la exposición al agua, pues en caso prolongados puede debilitar las uñas. Asimismo, evita el contacto directo con químicos o productos de limpieza mediante el uso de guantes. Píntate las uñas. Los mejores profesionales y expertos en manicura aseguran que los esmaltes contribuyen a la protección y refuerzo de nuestras uñas, siempre y cuando utilicemos productos de calidad. Además, se recomienda la aplicación de productos que contengan proteínas y keratina, que funcionarán como protectores contra los efectos externos nocivos a los que se ven expuestas nuestras manos a diario. Al retirar tu esmalte de uñas, utiliza productos que no contengan acetona, pues agravan la deshidratación de las mismas. Tendrás que prestarles atención con mayor regularidad. Se recomienda realizar manicuras con periodicidad semanal, además de cuidar las cutículas a diario mediante productos nutritivos. Sé consciente de la delicadeza de las uñas y no las utilices como herramientas de trabajo para, por ejemplo, abrir envases, rallar o manipular objetos. Lleva contigo siempre un kit de manicura, pues nunca sabes cuándo te va a ser útil — sobre todo cuando las uñas por su longitud son especialmente sensibles —, y como suele decirse: “mejor prevenir que curar”.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas