Belleza

Las semillas son buenas para la piel

Lino, sésamo e incluso pipas de girasol; las semillas son una gran fuente nutricional e introducirlas en nuestra dieta puede aportar muchos beneficios para nuestro organismo que se reflejarán en la salud de nuestra piel.
Reading time 2 minutes
Lino, sésamo e incluso pipas de girasol; las semillas son una gran fuente nutricional e introducirlas en nuestra dieta puede aportar muchos beneficios para nuestro organismo que se reflejarán en la salud de nuestra piel. Ya sabemos que la piel habla por sí sola de lo que comemos, de cómo vivimos y de nuestros hábitos menos saludables. En los últimos años se han llevado a cabo numerosos estudios sobre cómo el comer mal afecta al estado y apariencia de nuestra piel y se ha demostrado que la introducción de semillas tales como el sésamo, la chía o las semillas de amapola en nuestros hábitos alimenticios ayuda considerablemente a mejorar nuestro órgano que recubre nuestro organismo. En primer lugar, las semillas son una gran fuente de antioxidantes, que actúan contra el envejecimiento prematuro de la piel. Las semillas de amapola y de sésamo contienen vitamina A, un nutriente esencial para la protección de la piel contra los rayos solares y otras agresiones externas como la contaminación o el frío. Las semillas de chía aportan al organismo vitamina E, que combate las arrugas y ayuda a mantener la piel suave y tersa. Minerales como el zinc son necesarios en una dieta saludable, sobre todo si quieres deshacerte del engorroso acné, pues gracias a sus propiedades antiinflamatorias, mantendrá esos indeseables granitos a raya. Los ácidos grasos Omega-3 presentes en las semillas regulan las hormonas, algo que afecta visiblemente a la piel, pues cuando nuestro nivel hormonal varía, ya sea por estrés o por algún otro factor, la piel sufre estos cambios: aparecen granitos, ojeras y se descontrola la producción de grasa. Normalmente esto se nota en la espalda y en el rostro, pues son las partes del cuerpo que más sebo producen. Las semillas son una fuente de proteínas vegetales, que fomentan la formación de colágeno y elastina, consiguiendo así una piel más tersa y joven.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas