Las 150 sombras de Wende - L'Officiel España
Belleza

Las 150 sombras de Wende

Madre, surfera y artista, así de rompedora es la directora creativa de la marca de maquillaje más canalla bajo el paraguas de L’Oréal Luxe: Urban Decay.
Reading time 6 minutes
Madre, surfera y artista, así de rompedora es la directora creativa de la marca de maquillaje más canalla bajo el paraguas de L’Oréal Luxe: Urban Decay. Su mirada lo dice todo. Penetrante, firme, atrevida. Sus ojos acompañan sus palabras, aunque podría ser a la inversa, hasta tal punto comunican. Como no podía ser de otra forma, los lleva maquillados con una de las 150 sombras que la marca Urban Decay presume tener. No es fácil adivinar cuál de ellas, aunque Wende Zomnir, directora creativa de la firma, las conoce todas. Hace 18 años Wende supo ver junto a Sandy Lerner, cofundadora de la firma, que el rojo, el beige y el rosa monopolizaban el mercado de la belleza de prestigio. Hasta que Urban Decay llegó y rompió con todo. Urban Decay nació mezclando esmaltes en un bungaló de Laguna Beach. ¿Por qué este nombre? Queríamos llamarle Urban y algo más porque en ese entonces todo era muy bonito, pero muy aburrido. Y alguien dijo, deberías llamarle Urban... Decay (decadencia urbana, en español). Era como una broma, pero a la gente le encantó porque no era lo que esperaban de una compañía de cosméticos, así que creo que fue una buena elección. En el nombre hay un bonito twist, como cuando vas a Nueva York y ves los edificios desmenuzándose, una escalera de incendios oxidada... Aunque esté cayéndose a trozos te gusta, hay belleza en ello. Y ese es el mensaje que queremos transmitir: no se trata de reparar o cubrir, sino de descubrir la belleza que hay en cada mujer. Su marca es conocida por su amplísima selección de colorido. ¿No tiene límites? No. Creo que siempre cabe la posibilidad de modificar algún detalle para crear un nuevo color. The sky is the limit, solemos decir. No hay límite. Siempre surgen nuevos pigmentos que te animan a seguir creando y probar cosas nuevas. blenos de su sistema Pigment Infusion. Es un ingrediente que utilizamos en muchos de nuestros productos para crear lo que llamamos dispersión del color, lo que permite que los pigmentos sean más fluidos. En el caso de las barras de labios, por ejemplo, hace que se consiga un color mucho más rico ya que lo puedes aplicar más fácilmente. ¿Es verdad que cada ocho segundos se vende una Naked Palette (su best-seller) en el mundo? ¡Sí, es verdad! Es gracioso porque nunca lo habría sabido si no fuese por Craig Sawin, nuestro adorable director financiero. Un día me vino a ver y me dijo: “¿Sabes qué, Wende? ¡Cada ocho segundos vendemos una Naked Palette en el mundo!”. A él le encanta calcular este tipo de cosas para divertirse ya que, la verdad sea dicha, su trabajo no es muy divertido. Antes de que el grupo L’Oréal comprase Urban Decay, la firma estuvo en manos de Castanea Partners, Falic Fashion Group y Moët-Hennessy Louis Vuitton. A nivel empresarial, ¿es lo mejor que le ha podido pasar? Sí. Castanea Partners fue un buen socio que nos permitió preparar- nos para ser comprados por un grupo como L’Óreal. Habíamos crecido y teníamos mucho éxito pero nuestro mayor negocio seguía estando en los Estados Unidos (más del 80 %) y para ser una marca más global necesitábamos un socio con una solidez mundial. Hablé con Carol Hamilton, presidenta de la división de lujo de L’Oréal, quien entendió a la perfección nuestra marca y qué es lo que nosotros queríamos, y eso me satisfizo enormemente. Acaba de anunciar su colaboración con Gwen Stefani. La colaboración con Gwen es apasionante. Las dos somos de la misma región del sur de California, y siempre he estado al tanto de quién era, qué hacía e incluso, cuando todavía no era muy famosa, nuestros caminos se cruzaron en varias ocasiones. A Gwen le encanta maquillarse por lo que fue muy divertido trabajar con ella. La paleta de colores y el packaging es un reflejo de su estilo personal. Recuerdo que me decía: Wende, me encanta esta sombra de ojos pero todavía me gustaría más si fuese un poco más oscura. Mezclando, probando y arriesgando conseguimos las 15 perfectas sombras de ojos que ya están a la venta en Sephora. Si no se hubiera dedicado a la cosmética, ¿hablaríamos con la campeona del mundo de surf ? ¡Oh, no! No, no... (se ruboriza). Me gusta surfear, pero creo que nunca llegaría a ser una campeona del mundo. ¿Cómo es su vida en California? Tengo que decir que levantarte con un sol brillante en un clima permanentemente cálido, es maravilloso. ¿Y mi día a día? Básicamente, por la mañana, estar con mis hijos y prepararles para ir a la escuela. Cuando se van, hago ejercicio y después me voy a la oficina. Para mí es muy importante hacer cosas divertidas con mi familia. Nos encanta ir a nadar o surfear con los niños. ¿El rosa le sigue dando ganas de vomitar? (haciendo referencia al eslogan de su primer anuncio publicitario). (Risas) ¿Sabes qué? ¡Me encanta el rosa! La idea de este eslogan era romper con el aburrimiento de la paleta de color que dominaba antiguamente. Excesivamente afeminada y yo creo que puedes ser femenina y a la vez radical y atrevida, y eso es lo que quiero reflejar a través del maquillaje. Artículo publicado originalmente en el número 7 de L’Officiel España.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas