Tu crema lleva… ¿Qué? Los ingredientes más raros de la belleza - L'Officiel España
Belleza

Tu crema lleva… ¿Qué? Los ingredientes más raros de la belleza

Desde las gélidas aguas del Polo Ártico hasta el espacio exterior, las marcas de belleza compiten por encontrar el activo más extravagante.
Reading time 5 minutes

Desde las gélidas aguas del Polo Ártico hasta el espacio exterior, las marcas de belleza compiten por encontrar el activo más extravagante.

La eficacia no es el único criterio que los gurús cosméticos manejan a la hora de añadir ingredientes a sus fórmulas magistrales. Claro está, lo primordial es que funcione, pero si también es exótico, raro o difícil de conseguir, mucho mejor. La manteca de karité, el aceite de argán o la cafeína están más que consagrados, pero se han vuelto demasiado manidos y, como el amor al que cantaba la Jurado, corren el riesgo de romperse de tanto usarlos. Sorprender a estas alturas con algo novedoso parece complicado. Pero los responsables de marcas como Environ o Immupure lo han logrado con el calostro de vaca. La leche que produce la res en los tres días posteriores al parto es una de las sustancias naturales más nutritivas que existe y veinte veces más potente que la leche humana. Rico en vitaminas, minerales, péptidos, aminoácidos e inmunoglobulinas, tiene propiedades que previenen la aparición de arrugas, mejoran el tono y la elasticidad de la piel e incrementan la renovación celular.

Salimos de la granja y nos adentramos en los cinco ecosistemas más extremos del mundo. La marca londinense de cosmecéutica orgánica S5 Skincare ha peinado áridos desiertos, oscuras profundidades marinas, inhóspitas cumbres alpinas, el interior de la selva amazónica y el paisaje helado del Ártico para reunir una serie de bioactivos de lo más indie. El motivo de adentrarse en estos lugares, que no son precisamente bucólicos destinos vacacionales, es que las plantas, algas, bacterias y demás microorganismos que allí habitan han desarrollado unos mecanismos defensivos extraordinarios para adaptarse a estas condiciones tan hostiles. Por eso, sus expertos han investigado qué les hace tan resistentes para aplicarlo después a sus fórmulas. En ocasiones, el ingrediente elegido no solo tiene un efecto cosmético, sino también espiritual. De ahí que Hervé Herau haya incluido el aceite esencial de tsuga en La Pommade, el producto estrella de su línea The way of alchemy. Usado desde hace siglos tanto por los nativos americanos como por la medicina tradicional china, las propiedades de este árbol perenne, conocido como el falso abeto, van más allá de eliminar arrugas o proporcionar luminosidad a la piel. Rico en éteres, mejora el equilibro psicoemocional, favorece la meditación y estimula y protege la energía celular.

Por su parte, Korres ha apostado por un tipo de uva blanca endémica del archipiélago de Santorini para diseñar su última línea de cuidado corporal. Esta antigua variedad de vid, que se remonta a más de cuatro siglos y que se mantiene libre de filoxera (un parásito que ha contaminado la mayoría de viñedos desde 1863), ha sido capaz de crecer en una tierra árida formada por ceniza volcánica, lo cual tiene mucho mérito. además, se alimenta exclusivamente de la niebla del mar, que se desplaza a través de la isla por la noche para ser capturada por las hojas de la vid como rocío mañanero. Lush, sin embargo, se ha decantado por los champiñones Portobello frescos, un clásico de la alta cocina, en su sérum facial sólido Full of Grace. Los agaricus bisporus (el nombre en latín siempre queda muy pro), además de aparecer en recetas con estrella Michelín, están llenos de vitaminas B, C y D y son ricos en zinc, potasio y antioxidantes, por lo que suavizan, calman y protegen la piel de los agentes externos.

Full Of Grace, nuestro serum facial sólido sin envasado ni conservantes pero lleno de mantecas suavizantes del Amazonas e infusiones de pétalos de rosa como los que usamos en el tratamiento Validation Facial que puedes descubrir en nuestro spa de @lushspamadrid. Quién lo usa en su rutina facial diaria ? Foto de @shirayukisbeauty gracias 😉

Una publicación compartida de LushSpain (@lushspain) el 30 de Dic de 2015 a la(s) 4:10 PST

Desde la siempre misteriosa Islandia llega Bioeffect y su ingrediente estrella: el factor de crecimiento epidérmico. Su laboratorio ha sido el primero en reproducir copias del EGF (por sus siglas en inglés) humano en semillas de cebada. ahí es nada. Estos potentes activadores celulares se cultivan en piedra pómez volcánica y se riegan con agua pura de manantial en un invernadero con la biotecnología más avanzada del momento que funciona con energías renovables. En tan solo cinco años, su sérum se ha convertido en un producto de culto por su poder antiedad, demostrando que de la tierra de hielo no solo salen cantantes inclasi cables, sino también una cosmética muy apetecible. Para concluir nos despedimos con un activo que ni siquiera crece sobre la faz de la Tierra. Se trata del ex- tracto de meteorito incluido en el tratamiento de noche Skin-Absolue, de Filorga. Las rocas espaciales son ricas en silicio, indispensable en la síntesis de colágeno, elastina y ácido hialurónico. El problema es que no existen supermercados al por mayor donde adquirirlos ni se encuentran a buen precio en eBay. así que estuvieron dudando entre atracar el Museo del Meteorito de Nuevo México o pedir ayuda al programa de búsqueda de inteligencia extraterrestre (SETI). Al final se decidieron por contratar los servicios de una empresa que se encarga de su recogida y clasificación (no todos son iguales ni tienen la misma composición y propiedades) y evitarse así problemas mayores. Lo mejor de todo es que para disfrutar de sus beneficios no hace falta enfundarse el traje de astronauta ni tener un cohete aparcado en el garaje. Basta con acercarse a la farmacia más cercana. Ya lo decía Papuchi: todo esto es muy raro, raro, raro...

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas