Inciensología, belleza, terapia y espiritualidad ancestral - L'Officiel España
Belleza

Inciensología, belleza, terapia y espiritualidad ancestral

El incienso es uno de los ingredientes mimados de la belleza y sus virtudes terapéuticas y espirituales han hecho que encienda el puente entre lo sagrado y lo profano.
Reading time 5 minutes
El incienso es uno de los ingredientes mimados de la belleza y sus virtudes terapéuticas y espirituales han hecho que encienda el puente entre lo sagrado y lo profano. Es el headmaster de clases de yoga y centros de meditación por su cualidad de inducir a la calma y propiciar la apertura mental. A pesar de que su fragante estela armoniza espacios, no es santo de devoción de muchos que al olerlo no paran de hacer aspavientos para liberar sus fosas nasales de ese ondeante hilillo blanco que se eleva sinuoso hacia el cielo. A pesar de tener una larga historia de méritos y virtudes a sus espaldas, el incienso ha sido relegado a los estantes de herbolarios y santerías como un simple artículo perfumado que nos pone a tono en según qué casos. Del latín Incendere (quemar), Franckincense en inglés (incienso franco, el de mejor calidad), Koh en japonés o Xiang (la savia que permite la curación) en chino, durante siglos, además de ser la forma preferida de perfumar un lugar y a uno mismo (Confucio decía que el gobierno ideal debía exhalar olor a incienso), tuvo múltiples usos: detonante de la quietud reinante en la oración y la meditación (los budistas hacen ofrendas de incienso para recordar que se debe cultivar la buena conducta), herramienta para limpiar y sacralizar espacios, ingrediente antiséptico (Hipócrates contra la propagación de epidemias), en elixires de belleza (las egipcias lo usaban en mascarillas por su acción cicatrizante, antiarrugas y reafirmante), como nota de base en perfumes y hasta instrumento de medida del tiempo, como los relojes de incienso (Horloges á Feu, en francés), utilizados durante mucho tiempo en Oriente. Los guardianes del tiempo asiáticos tuvieron un gran avance respecto al resto de mortales con este método ultra sofisticado para controlar el paso del tiempo. Tan solo constaba de un recipiente hueco donde se depositaba a lo largo una varilla de incienso y en perpendicular varios hilos de seda con bolas de metal en los extremos. Según el incienso iba quemándose, iba rompiendo los hilos y las bolas de metal al caer anunciaban el lapso de tiempo. Tecnología punta. En Japón la combustión de incienso se considera un arte (Koh-Do), igual que la ceremonia del té (Sa-Do) o el arreglo floral (Ka-Do), un ritual sosegado donde se disfruta el perfume y se cultiva la sensibilidad. En India y Tíbet es un instrumento de sanación. Realizado por los monjes con plantas sagradas y resinas según las directrices del Ayurveda, se cree que no sólo sanan en el sentido físico cuando se ingieren, sino que al ser quemadas su humo también cura. Las sustancias químicas que contienen actúan vía olfato y sistema límbico alterando físico y emociones. La conexión entre incienso, religión, medicina y las prácticas de los chamanes es obvia, sería imposible separarlas. Los indígenas precolombinos le dieron un significado sagrado utilizando el incienso en sus rituales de purificación por el humo. La firma americana afincada en Brooklyn (Nueva York) Incausa apoya a los indígenas marginados de Brasil con un proyecto mediante el cual se pretende atraer lo sagrado a nuestras vidas y volver a conectar con la ceremonia y la práctica ritual favoreciendo a culturas desprotegidas, según palabras de su creador Vinicius Vieira de Vieira. Lo que destaca de los inciensos Incausa es su extremada pureza, lejos de esos inciensos baratos que encontramos en mercadillos y tiendas de souvenirs elaborados con sustancias que hacen que se quemen de manera uniforme que, según se ha demostrado, son extremadamente tóxicas y cancerígenas. Pero tener una varilla de incienso Incausa tan rústica entre las manos nos transporta a aquella época en la que todo era genuino, natural, sin ser cincelado por la tecnología. Contienen resinas naturales de gran poder terapéutico como Breu Resin, originaria del Amazonas, que destaca por sus cualidades anti-inflamatorias, analgésicas y gastro-protectoras; el palo santo o madera sagrada, potente limpiador energético; o la salvia blanca de propiedades bactericidas y purificantes. Incausa elabora a mano Bath & Meditate, compuesto de jabón artesanal con aceites esenciales, madera de palo santo y algunas varillas de sus inciensos más aclamados, un interesante pack para hacer del baño un verdadero ritual de introspección. Pero también la cosmética se aprovecha de las múltiples propiedades del incienso. Fue uno de los primeros ingredientes usados en la perfumería como nota de base por su aroma balsámico y amaderado y su poder para fijar la mezcla (Shalimar de Guerlain o Poison de Dior) o como ingrediente predominante (Series 3 Incense de Comme des Garçons, Encens Satin de Armani Privé o Full Incense de Montale). Sus virtudes para la piel pasan por fortalecerla y mejorar su elasticidad, reducir cicatrices y proteger las células. Comfrey Solution Botanique de In Fiore, es una preparación balsámica curativa que contiene incienso en su fórmula por su alto poder cicatrizante. Es la forma de perfumar más efímera. Quizás como la vida que comienza con un destello, evoluciona a bocanadas, para terminar inevitablemente convirtiéndose en cenizas.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas