Belleza

Diálogos con la vagina

Los cinturones de castidad se han desabrochado.
Reading time 6 minutes

Los cinturones de castidad se han desabrochado. Fuera tabúes, la prioridad estética en los últimos tiempos se traslada de la antesala de la barbilla al feudo de la entrepierna.

Vagicial. Puede que pronto empecemos a familiarizarnos con este término ficticio (fusión entre vagina y facial) que está empezando a hacerse hueco en los menús-spa de los centros más innovadores. El punto de mira ha cambiado de dirección y la industria de la belleza parece haber situado la diana en la zona tabú por antonomasia, paradójicamente, considerada el centro de poder femenino, y hasta ahora condenada al ostracismo por cuestiones culturales, sociales o religiosas. Vaya usted a saber. La cuestión es que está surgiendo un nicho cosmético en una industria hastiada de formular elixires antiarrugas para las zonas clásicas del cuerpo, como cara o caderas; el yoni, en sánscrito, es el protagonista absoluto de las nuevas propuestas estéticas y hemos entablado un diálogo con nuestras partes pudendas que desvela un enfoque proactivo hacia la salud sexual.

Los V-Spa o Spa-Gyno

Puede que la idea brotara del ingenio de la actriz Gwyneth Paltrow, quien confesó hacerse saunas vaginales (conocido en EE.UU. como The Venus Smoke) para rejuvenecer sus genitales y evitar el cáncer de útero. Gwyneth no inventó nada, solo recuperó del pasado una costumbre javanesa denominada Ratus, una técnica que podríamos equiparar a una sauna vaginal con hierbas medicinales como artemisa, albahaca, orégano o sándalo, realizada por las princesas antes de la noche de boda para asegurarse que por ahí abajo todo estaba en plena forma... Sus virtudes, entre otras, son la regulación de los ciclos menstruales, evitar la infertilidad e infecciones que causan picores o mal olor.

En Indonesia, esta técnica se sigue realizando y es fácil encontrarla acompañando a otros protocolos de salud y belleza en los spas más selectos. Las mujeres indonesas no se sonrojan o lanzan una pudorosa risilla al mencionar VAGINA; para ellas su cuidado y embellecimiento por cuestiones de salud física y sexual es algo que aprenden desde muy pequeñas, reconoce Ari Sudhibjo, javanesa de nacimiento y creadora del método Body Language. Pulen, reafirman y abrillantan su zona íntima con la misma soltura que dan caña al hula hoop. Ya existen versiones para crear tu propia sauna vaginal en casa que se pueden encontrar en las tiendas más alternativas de Nueva York como Devi Steam Yoni Steaming Herbs de Vibrant Souls (en thealchemistskitchen.com).

También en Nueva York realizan este método en el VSPOT ({¡}) Medi-spa bajo el nombre de V-Steam, pero no como algo aislado o complementario a tratamientos corporales, ya que este novedoso espacio centra todos sus servicios en el mimo de las zonas sensibles: V-Lightening (para blanquear labios mayores y alrededores), V-Plump (para hacerlos más regordetes inyectando tu propio plasma rico en plaquetas), O-Shot (rejuvenecimiento clitoriano para potenciar la sexualidad) y FemiLift, quizá su bestseller ya que es el único protocolo aprobado por la FDA (Food & Drug Administration) de rejuvenecimiento vaginal no quirúrgico que parece estar dando buena respuesta en casos de sequedad excesiva o suelos pélvicos fofos. En España muchos ginecólogos y médicos estéticos lo están incorporando en sus consultas ofreciendo soluciones a casos hasta ahora complicados de resolver. La Clínica Arques, en Marbella, cuenta con expertos en aumentar la sensibilidad del punto G (zona erógena de 25-30 mm de diámetro situada en la pared anterior de la vagina) con ácido hialurónico (aumenta la superficie y volumen de la zona individualizada, de manera que se vuelve más accesible y fácil de localizar), erradicando la falta de sensibilidad provocada por la atrofia de la mucosa, especialmente en ciertas etapas como la perimenopausia.

Una publicación compartida de Carlos Bongiovanni (@carlosbongiovanni) el 8 de Mar de 2017 a la(s) 3:35 PST

Cosmética íntima

Los Laboratorios Sesderma ya lanzaron el primer dardo hacia el área comprometida ante el asombro del personal con Nanocare Intimate Gel (29,95 €), un sérum a base de activos antiedad como el ácido hialurónico, péptidos o retinol que devuelven el aspecto juvenil a la zona íntima. Y esto se ha convertido en un suma y sigue. Además de productos de acción tópica, la nutricosmética no se quiere quedar a la zaga. La marca Love Wellness se dedica en exclusiva a esta zona corporal con productos como The Killer (el asesino), su bestseller, unos óvulos de ácido bórico que arrasan con hongos y bacterias nocivas, un auténtico reseteo vaginal nocturno para elevar el pH a su rango normal. O Good Girl Probiotics para establecer el equilibrio natural de la flora bacteriana. ¿Qué ha ocasionado este boom de productos para restablecer la zona íntima? Los detractores echan la culpa al exceso de celo en limpiar y desodorizar un área que por magia de la naturaleza se autolimpia. Muchos de esos productos de limpieza contienen glicerina, que al igual que el azúcar, atrae a las cándidas como si fuese un imán, y puede que por ello los casos de candidiasis crónica en mujeres (infecciones ocasionadas por el hongo Cándida Albicans) sean tan numerosos hoy en día. Como respuesta estamos presenciando el auge de nuevos productos de higiene femenina, reguladores del pH y repobladores de la flora íntima, rejuvenecedores o estimulantes, consiguiendo reforzar el culto por lo orgánico.

Tomemos el control de nuestras zonas sensibles, por fin tenemos una gran aliada, la industria de la belleza, quizás la artífice de esa reconciliación con una zona propia hasta ahora casi desconocida

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas