Decálogo de una piel sana - L'Officiel España
Belleza

Decálogo de una piel sana

Sin granos, manchas o impurezas.
Reading time 2 minutes
Sin granos, manchas o impurezas. Con el tono adecuado y mucha luminosidad. Estas son las diez pautas que debes seguir para conseguirla. Lávate la cara Desmaquíllate, porque tu maquillaje puede ayudarte a esconder ciertas imperfecciones pero también es fuente de radicales libres que adelantan el envejecimiento de la piel. Pero aunque no seas de maquillarte, debes lavarte la cara por la mañana, por la noche y después de practicar deporte. No toques Si tienes granos o espinillas intenta dejar que la naturaleza siga su curso. Apretándolos sólo conseguirás que la piel empeore, se inflame y se pueda llegar a infectar; ampliando las probabilidades de que acabe apareciendo una marca. Si tocas, pon remedio Si no has podido resistirte, lo mínimo es que trates de reparar los daños. Lava bien la zona y aplica un gel especial para granitos que cure y limpie del todo el poro. Sé constante Si tienes problemas de piel (rojeces, acné…) no pienses que por hacer bien las cosas una semana es suficiente. Estabilizarla te llevará de cinco a seis semanas con un tratamiento en casa. Prueba los retinoides Normalmente los asociamos sólo con el tratamiento de los arrugas, pero son también grandes aliados para eliminar manchas y potenciar la producción de colágeno. Aplícatelos solo por la noche. Nunca es pronto para empezar a protegerse Cuida tu piel antes de que vengan los problemas como el acné o las manchas solares. Marca una rutina de belleza que vaya contigo y utiliza siempre protección. No te obsesiones Es decir: ni un grano es síntoma de acné, ni una pequeña línea de expresión el fin del mundo. No utilices tratamientos o productos que no necesitas. 8.Procura relajarte Las hormonas del estrés también alteran a la salud de la piel. Incrementan la producción de grasa, que obstruye los poros y causa puntos negros. Así que aprovecha para relajarte cuando puedas y aplícate una mascarilla con ingredientes calmantes una vez a la semana. No toda la piel de la cara debe ser tratada igual El contorno de los ojos y de la boca tiene un tipo de piel más fina y proclive a arrugarse que debe ser tratada con productos adecuados. 10.Escucha a tu piel Esto puede sonar raro, pero tu piel se manifiesta cuando algo en tu modo de vida no le viene bien. Lo que comes, los trastornos de sueño… todo puede alterarla. Tienes que aprender a apreciarlo, porque sólo así podrás mantenerla sana.  

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas