Belleza

Cosas de adolescentes (a edad adulta)

Sí, hablamos de acné
, hablamos de acné Y de esos repentinos brotes cuando ya debería ser historia. Lo cierto es que el acné es un problema de muchas mujeres que ya han superado los 25 años (y de algunas que alcanzan los 40), y más allá de remedios de todo tipo, la cuestión es intentar saber exactamente qué desencadena esos brotes. Sobre todo, dónde se producen. Porque no es lo mismo una zona de la cara que otra. Si tiendes a padecer granos en la frente, probablemente tengas problemas con la digestión o falta de agua. Puede ser, también, que tu cuerpo te indique así que eres intolerante al gluten. Si se localizan en el centro de la frente, es que estás comiendo mal y consumiendo más alcohol del que deberías. O que algo de lo que comes habitualmente te está dando alergia. Si los brotes se producen en la zona de las mejillas, puede ser una cuestión hereditaria, un problema de piel grasa, el tabaco o el estrés. Los granos en la zona de la boca son los más relacionados con alteraciones hormonales. Por eso son más comunes una vez al mes. La falta de sueño también puede ser determinante para que salgan en esta zona. La barbilla está estrechamente relacionada con lo que sucede en tu intestino. Tu barbilla es lo que comes y cómo lo digieres, y si hay algún problema… será la primera en dar la voz de alarma. Los granos en el cuello y el escote suelen estar causados por el estrés, por los nervios, o por no llevar la ropa adecuada. Empieza por ahí y cambia tu ropa interior y camisetas por prendas en algodón.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas