Cómo conseguir que tus perfumes se mantengan en buen estado - L'Officiel España
Belleza

Cómo conseguir que tus perfumes se mantengan en buen estado

Seas fan incondicional de una fragancia o cambies a menudo, estas recomendaciones harán que tu perfume se mantenga en las mejores condiciones.
Reading time 2 minutes
Seas fan incondicional de una fragancia o cambies a menudo, estas recomendaciones harán que tu perfume se mantenga en las mejores condiciones. Los perfumes, como todos los productos cosméticos, pierden calidad con el paso del tiempo y las condiciones a las que son sometidos. Por eso, es muy importante que tengas en consideración ciertos aspectos para que mantengan su fragancia tan intensa como el primer día. Lo primero que debes saber es que el calor no les sienta nada bien. Tanto la luz como el calor alteran su composición y aceleran la descomposición de sus componentes. Por ello, lo mejor que puedes hacer es mantenerlos en un lugar fresco donde no les dé la luz. Sabiendo esto, lo siguiente que deberías probar es a meterlos dentro de la nevera. Sí, como lees, si a los perfumes no les sienta bien ni la luz ni el calor, qué mejor que meterlos en la nevera donde están la mayor parte del tiempo a oscuras y fresquitos. Lo mejor es colocarlo en la puerta, donde la temperatura no es tan baja. Pero cuidado: si tu nevera es de esas que congela cada verdura que encuentra, mejor olvida lo que acabas de leer; el frío extremo tampoco les sienta nada bien a tus perfumes. Otra cosa que deberías tener en cuenta es que, por muy bien que los conserves, su caducidad está en torno a los dos años; por lo que lo mejor es que lo uses sin miedo antes de que caduque. No merece la pena reservarlo para ocasiones especiales. El movimiento también altera los componentes de tu fragancia, por lo que es mejor no llevarla en el bolso. Los vaporizadores de viaje son, en este caso, la mejor opción para evitar que tu fragancia se deteriore. Una vez que ya sabes qué hacer y qué no para conservar tu perfume en las mejores condiciones, sólo dos consejos más. El perfume se aguanta mejor en las pieles grasas, por lo que, si tu piel es seca, puedes aplicarte el perfume sobre una ligera capa de crema hidratante; y la mejor forma de perfumarse es vaporizar la fragancia sobre nuestra cabeza y a nuestro alrededor para impregnarnos de la bruma.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas