Belleza

Cómo preparar una mascarilla de melocotón casera

Ya puedes añadir esta aterciopelada fruta a la lista de productos beneficiosos para tu piel, nosotros te contamos cómo sacarle el máximo partido.
Ya puedes añadir esta aterciopelada fruta a la lista de productos beneficiosos para tu piel, nosotros te contamos cómo sacarle el máximo partido. Las mascarillas caseras son una gran alternativa hoy en día en cuestión de cuidado personal, especialmente si eres una persona sensible a productos tratados, o que contengan químicos o elementos sintéticos. De esta manera, nos las hemos ingeniado para conseguir un efecto parecido al de éstos productos con cuatro ingredientes naturales: el melocotón, la miel, el yogur y el azúcar. La fruta en cuestión, caracterizada por su suave aroma y su sabor dulce, constituye un gran sustitutivo de las mascarillas tradicionales que pueden resultar más agresivas, y es que el melocotón es muy efectivo si se busca suavizar y dar luminosidad a la piel. Ingredientes: 2 melocotones 1 yogurt natural 1 cucharada sopera de aceite de oliva 1 cucharada sopera de azúcar 1 cucharada sopera de miel   Preparación: Lavar los melocotones, extraer el hueso e introducirlos en una licuadora, con piel incluida. A continuación, batir el melocotón con el yogur, el aceite, el azúcar y la miel para mezclar bien todos los ingredientes y hasta que el resultado sea una masa uniforme y suave. Si queda mucha cantidad, puede guardarse en la nevera, las mascarillas caseras suelen conservarse durante 2 ó 3 días.   Aplicación: Repartir la masa por el rostro, evitando el contorno de los labios y los ojos, y dejar actuar durante aproximadamente veinte minutos (también es aplicable a las manos). Pasado el tiempo, retirar la mascarilla con agua tibia y con suavidad, para que la cara no se resienta. El resultado final será una piel con un aspecto más sano y luminoso.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas