A la hora de lavarse la cara, ¿agua fría o agua caliente? - L'Officiel España
Belleza

A la hora de lavarse la cara, ¿agua fría o agua caliente?

Sí, la temperatura del agua también es crucial para conseguir una piel perfecta.
Reading time 1 minutes
Sí, la temperatura del agua también es crucial para conseguir una piel perfecta. ¿Qué pasa casi siempre en la vida? Que el acierto está en el término medio. Por eso, a la hora de lavarte la cara, no deberías hacerlo con agua caliente ni con agua muy fría. La piel, expuesta a temperaturas extremas, puede irritarse y tardar más en recuperarse de problemas que ya padezcas como rosácea o acné. Los poros, simplemente, no están diseñados para lidiar con extremos. Por eso en verano y en invierno nos toca ajustar los cosméticos que utilizamos.   Volviendo a lo que hay que hacer, la temperatura del agua que utilizas para lavarte la cara debería estar templada, más caliente que fría. Y a la hora de determinar qué punto exacto es ese, depende de cada persona, porque cada uno tenemos unos niveles de sensibilidad diferentes cuando se trata de temperaturas. Si te sienta bien o tienes la costumbre de terminar con agua fría, aplícatela con una mano y por zonas, de forma que no sometas a la piel a demasiado estrés por el contraste de temperatura. Esta idea, por cierto, también es aplicable a la hora de la ducha. El agua demasiado caliente puede deshidratar la piel del cuerpo y el agua fría, si bien es buena para activar la circulación de la sangre, no lo es tanto para la piel.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas