8 consejos para envejecer tan bien como Susan Sarandon - L'Officiel España
Belleza

8 consejos para envejecer tan bien como Susan Sarandon

Va sumando años, pero tanto en el interior, como en el exterior, su juventud es lo que resplandece.
Reading time 2 minutes

Va sumando años, pero tanto en el interior, como en el exterior, su juventud es lo que resplandece. Susan Sarandon es una de las grandes actrices que nos ha dado Hollywood. Divertida, trabajadora… Hablando de belleza, una soñadora que le planta años al tiempo, ¡y de qué manera!

Quién no quisiera, independientemente de la edad que una tenga, ser inmune al paso del tiempo. Resistirse a las malditas arrugas, las patas de gallo, los granos de la adolescencia, la piel grasa, la piel seca, todo lo que (por cuestión de gravedad) termina colgando…

Los años son terribles y no, ninguna somos inmunes a su paso. Cuando somos jóvenes no nos damos cuenta y hacemos de todo. Con eso de “de todo”, nótese, hablamos de agresiones inocentes que, sin darnos cuenta, anteponemos a nuestro cuidado físico. No nos damos cuenta, pero cada gesto ahora es un signo mañana. Desde fumar, hasta beber, los deportes que hacemos, lo que comemos, el estrés…

A las mujeres todo nos marca, ¡qué le vamos a hacer! Desde luego, no tenemos el bolsillo de las celebrities para hacer visitas rutinarias a lustrosos amigos del bisturí, pero si hay ciertos trucos… Con los que plantarle cara al paso del tiempo.

Algo así como lo que consigue día tras día Susan Sarandon, Por favor, ¿alguien se ha dado cuenta de lo bien que está? A sus 71 años luce mejor que muchas mujeres a los 40 años. Cada cual tiene su vida, sus preocupaciones y sus técnicas. Pero… ¿Y si te revelásemos sus secretos mejor guardados.

No es nada nuevo, no te vamos a mentir. Pero Susan sabe, al igual que todas nosotras, que cuidar la piel A DIARIO es tan vital como respirar. Porque con ello no solo conseguimos que luzca mejor, sino también que resista al paso de los años. Nada de arrugas, signos de la edad, ni brillos, ni piel colgante. Coge la lista, mira lo que has hecho… Y prueba con esto bueno. Aviso: ser constante es, como decíamos, vital. Si Susan lo hace, ¿por qué tú no?

/

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas