Belleza

5 mascarillas caseras para preparar la piel de cara al buen tiempo

por Leire Gómez
05.04.2018
Hace ya una semana que le dimos la bienvenida (con una gran ola) a la primavera.

Hace ya una semana que le dimos la bienvenida (con una gran ola) a la primavera. Ella, perfecta, que viene dispuesta a alterarnos la sangre, las hormonas y hasta la piel. Y tú, ¿te vas a quedar parada? Rojeces, granitos, manchas e incluso grasa localizada. Tu despensa tiene los mejores ingredientes para que te hagas una cura ‘beauty’ y nosotras, querida, te vamos a explicar cómo mezclarlas.

Altera la sangre, si, pero también otras muchas cosas de nuestro interior que hacen de esta una estación de cambios. La primavera nos encanta, eso que conste de antemano, pero tiene ciertos efectos sobre el cuerpo, la mente y hasta la piel que, de vez en cuando, hay que saber tratar.

Especialmente la piel, que tan alterada se ve con los cambios de clima. Ahora frío, ahora calor… Y entre medias, la indecisión. Por ello, es normal que en esta época del año notes que está más seca, con rojeces, granitos e incluso algo tirante. Efectos de nuestra adorada primavera que, si le vemos el lado bueno, también nos trae con estos primeros rayos de sol las claves para paliarlos.

Para cuidar la piel, comenzar desde el interior es vital. Ya se sabe lo que aconsejan los expertos: mucha agua, mucha crema… Y no abusar de cosméticos dañinos, ante todo. Pero el trabajo no es solo cuidarse y esperar el efecto, también puedes mejorar su estado con diferentes opciones que, aplicadas directamente sobre tu cutis, aliviarán toda molestia temporal.

Y para ello, fíjate, no hace falta ni que vayas a la farmacia, ni a tu tienda favorita de cuidados ‘beauty’. Sentimos hacerles un poco la competencia, pero los remedios para calmar tu piel los tienes más cerca de lo que piensas. De hecho, basta con ir a la cocina y abrir la nevera. Frescos y naturales, ¡todo eso que tienes delante puede ser el remedio para tratar tu piel!

Recetas hay muchas, pero claro, hemos buscado las mejores. Las que son más fáciles de hacer (las que llevan ingredientes ‘normales’ y fáciles de encontrar) y las que podrás probar una y mil veces desde la comodidad de estar en casa leyendo una revista o escuchando música relajante. Son tan geniales, que incluso podrás intercalarlas para conseguir un mayor trabajo sobre la dermis, ¿cuál vas a probar hoy?

iU1vd0g01-3.jpg
Para dar brillo: Miel, azúcar moreno y limón. La más básica, la que hace el efecto ‘feeling’ para eliminar impurezas y limpiar la piel de toda la contaminación a la que está sometida a diario. Mezcla un buen ‘chorrito’ de miel, añade azúcar (que sea moreno, que es de grano más grueso) y un poco, muy poco, limón, para el toque fresco. Deja reposar unos 15 minutos y masajes antes de retirar.
inazmuA02-3.jpg
Para hidratar: Con una base de pepino (¿existe algo más refrescante?) que debes pelar y machacar hasta conseguir una masa compacta que poder extender, hasta el último centímetro, sobre tu piel. Y ya, si lo complementas con dos rodajas sobre los ojos, ¡de rechupete!
ikoLkng03-3.jpg
Para renovar: Un poco de yogurt, semillas de hinojo y hojas de la propia planta son suficientes. Solo tienes que mezclar las dos primeras y añadir las hojas trituradas, para conseguir la mascarilla que poner sobre la piel. Déjala actuar unos 20 minutos y luego retira con suavidad.
iHA4fgQ04-3.jpg
Para el acné: Prepara una infusión de manzanilla y con el líquido que saques de un tallo de aloe vera, haces una buena y suave mezcla. Después añade un poco de cilantro y, cuando consigas una masa homogénea, aplícala sobre la cara. 15 minutos bastan para, poco a poco, solventar el problema.
iSi61ig05-3.jpg
Para reafirmar: Melocotón de temporada (no hay nada mejor) debe ser la base sobre la que trabajar. Trocéalo y machácalo, para después mezclarlo con un huevo en la batidora y poder aplicar sobre el rostro. Debes dejar que actúe 20 minutos como mínimos, para dar vida a la piel con su efecto.

Compártelo

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas