Art

Noah Charney publica un libro sobre obras de arte desaparecidas

“The Museum of Lost Art”, el volumen publicado por Phaidon, hace un recorrido por las más notables de las innumerables piezas destruidas, robadas o perdidas a lo largo de la historia

Un museo que albergara todas las obras de arte destruidas, robadas o desaparecidas a lo largo de la historia tendría más piezas que las que se guardan actualmente en todos los museos del mundo juntos. Ese ha sido el punto de partida del novelista estadounidense e historiador del arte Noah Charney para la elaboración de The Museum of Lost Art (El museo del arte perdido), volumen publicado por Phaidon que hace un recorrido, en casi trescientas páginas, las principales obras de artistas como Leonardo da Vinci, Rembrandt, Vermeer o Caravaggio, que no han vuelto a verse, en algunos casos, desde hace siglos. El libro documentan de forma amena las innumerables anécdotas que rodean la desaparición de muchas de estas obras, en sendos capítulos dedicados robos, guerras, accidentes –las más de cien obras del movimiento Young British Art devastadas en 2004 en el incendio del Momart Storage Warehouse, el almacén en que se guardaban–, vandalismo o iconoclastia, destrucción a cargo de su propietario, fenómenos naturales –el caso del Coloso de Rodas o el faro de Alejandría– o, incluso, el arte creado efímero premeditadamente característico del siglo XX: land-art o performance, como las obras que aparecen a continuación.

 

 

01 GettyImages-3229706.jpg

“Tilted Arc”, escultura de Richard Serra de 36,57 metros de largo y 3,65 de alto, situada en la plaza Foley, un espacio abierto de la Federal Plaza neoyorquina, el mayor complejo de oficinas gubernamentales estadounidense después del Pentágono. La escultura dividía el espacio y generó gran controversia durante los ocho años (de 1981 a 1989) que permaneció en su emplazamiento, tal y como se aprecia en la fotografía de Frank Martin/BIPs/Getty Images, hasta su retirada por orden de la autoridad judicial en cumplimiento de una ley federal específica.

02 GettyImages-52251641.jpg

The Gates, obra de Christo y Jeanne Claude, situada temporalmente (del 12 al 27 de febrero de 2005) en el Central Park neoyorquino. La obra consistía en 7.503 “puertas”, a lo largo de 37 kilómetros de caminos en el interior del parque, de las que pendían banderolas de vinilo naranja. La fotografía de Mario Tama/Getty Images está tomada el último día que estuvieron instaladas.

Heather Benning 2.png
Heather Benning 1.png

The Dollhouse, obra de la canadiense Heather Benning, era una vieja granja abandonada que la artista encontró en 2007 en Manitoba, en la región central de Canadá, y convirtió en una especie de casa de muñecas gigante, en un proceso que duró dieciocho meses para su realización. En 2013, cuando los cimientos amenazaban ruina, la artista procedió a realizar una segunda intervención en su “obra”, destruyéndola mediante el fuego.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas