Art

“Descubierto” un busto del italiano Antonio Canova

La familia propietaria de la pieza desde hace generaciones desconocía su importancia. Sotheby’s lo saca a subasta en julio y se espera que supere el millón de libras

El busto de la paz, una obra del escultor italiano Antonio Canova de más de doscientos años de antigüedad, ha sido “redescubierta” por los expertos de Sotheby’s, que lo sacarán a subasta el próximo 4 de julio en Londres. La obra no se había perdido, pero sus propietarios durante cinco generaciones habían terminado por “olvidar” el dato más esencial de su procedencia, siendo su propietario desde 1962 quien ha investigado el origen de la escultura.

El busto de la paz fue un regalo, en 1814, del propio Canova a su amigo y mecenas John Campbell, primer barón de Cawdor, que fallecería siete años después. Tras su muerte, Stackpole Court, la mansión de la familia Campbell en Pembrokeshire, Gales, fue ampliándose tanto en superficie y estancias como en su colección de obras de arte y el origen de la pieza de Canova –uno de los principales escultores neoclásicos de principios del siglo XIX, entre cuyos mecenas se encontraban el papa Pio VII, Napoleón o el duque de Wellington– terminó cayendo en el olvido. 

En 1962, con la decadencia de la familia Campbell y de la propia mansión, que tuvo que ser demolida al amenazar ruina, la pieza fue saldada y descrita como “un busto en mármol blanco que representa a una mujer con diadema”. Su nuevo propietario pasó varios años investigando su procedencia, llegando a localizar la correspondencia original entre Canova y Campbell. Finalmente, Christopher Mason, experto de Sotheby’s en ese período histórico, confirmó la autoría, afirmando que se trata de un Canova en el que el autor “trabajaba para sí mismo, sin las limitaciones de tener que satisfacer los gustos de un mecenas. Esta es su propia visión de la esencia de la belleza humana”. Mason ha afirmado que la obra es excepcionalmente única: el último Canova que salió al mercado, un busto de Joaquín Napoleón Murat, rey de Nápoles entre 1808 y 1815, se vendió el pasado mes de noviembre por 4,3 millones de euros en una subasta celebrada en Christie’s. La estimación de los expertos de Sotheby’s calcula, de forma muy comedida, que El busto de la paz se venda por más de un millón de libras esterlina. 

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas