News

Thelma y Louise

25 años cumple esta película que se consideró un antes y un después en el cine Occidental.
Reading time 4 minutes
25 años cumple esta película que se consideró un antes y un después en el cine Occidental. Un retrato feminista, un canto de libertad, un hito de la pantalla. Dos mujeres saltan al vacío y todos sabemos que nos están hablando de Thelma y Louise. 25 años de esta película y... ¿qué ha cambiado en el cine del primer mundo y en la visión de la mujer en el cine? Thelma y Louise es esa película que muestra a dos mujeres violentadas que deciden dejar de serlo. Que las muestra perseguidas por Geyperman, Starsky y Hutch y el Séptimo de Caballería. Que muestra a un solo hombre dispuesto a entenderlas. Thelma y Louise es la película que todas y algunos creyeron que marcaría un antes y un después en el cine producido por el primer mundo. Sin embargo no ha sido así. Los hombres, que son quienes retienen el porcentaje más alto de poder en la producción cinematográfica, las prefieren dóciles. Prefieren seguir manteniendo el estatus femenino de la novia de América, de la mujer perdida o loca de amor. ¿Y las mujeres? Al parecer las mujeres decimos preferir otros modelos femeninos en el cine pero inconscientemente nos tragamos los modelos que nos dan. Es lo que hay: “Es el momento de aceptar nuestros errores”, le dice Louise a Jimmy tras rechazarlo como esposo. Definitivamente para mí esta es la mejor secuencia de la película. El momento en que Jimmy se presenta ante Louise para entregarle un anillo de boda. Es mi secuencia preferida por encima de la del camionero faltoso que ve cómo vuelan su camión de gasolina. Por encima de la secuencia del policía encerrado en el maletero. Incluso por encima de la de los detectives del FBI sensibles y a punto de llorar viendo una película romántica, y también por encima de la secuencia final que tan de cabeza trajo al director, a la guionista y a las actrices y productores. Louise se sorprende al encontrar a Jimmy ante la puerta de su habitación y lo primero que le pregunta es si tiene hambre. Aquí aparece la mujer cuidadora que es Louise. Rápidamente, Jimmy quiere saber qué está pasando: por qué Louise necesita el dinero; a dónde va; quiere saber, ¡exige saber! Pero Louise no puede responder. Por lo que Jimmy nos regala un estupendo despliegue de macho alfa dolido: lo rompe todo de manera literal. Lanza una silla contra la pared y destroza cuanto se le pone por delante. Louise intenta escapar pero él se lo impide y justo después Jimmy saca una cajita de su bolsillo y se la entrega a Louise: ¿Quieres probártelo? Y Louise no lo hace pero sí pregunta: ¿Y ahora qué? Jimmy expresa su intención de no querer perderla y Louise responde: Esa no es una buena razón para casarse”. Pocas secuencias me han enseñado tanto sobre amor equivocado como esta. Callie Khouri, su guionista, explicaba en una entrevista que ella quiso escribir una historia donde los hombres fueran estereotipos y estuvieran en segundo término. Y que por esa razón clasificaron la película como feminista cuando el resto de las películas cuentan historias en que las mujeres son estereotipos y están en segundo plano, y nadie las clasi ca como masculinistas. Y tiene razón. Pero a pesar de la autora la película se convirtió en la bandera del feminismo ¿Habría visto Khouri la película del di- rector suizo Alain Tanner, Messidor (1979)? Quizá no. Las ideas suelen estar en el aire que todos respiramos al mismo tiempo desde lugares diferentes que son en definitiva los que nos curten y modelan.
/

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas