News

Hasta siempre, Zsa Zsa Gabor

La actriz de Hollywood -que apareció en películas como “Moulin Rouge”- ha muerto este domingo a los 99 años tras un infarto de miocardio, según confirmo su publicista Ed Lozzi.
Reading time 2 minutes

La actriz de Hollywood -que apareció en películas como “Moulin Rouge”- ha muerto este domingo a los 99 años tras un infarto de miocardio, según confirmo su publicista Ed Lozzi.

De origen húngaro, Hollywood nunca se tomó en serio a esta actriz; pero desde que en 1941 viajase a Estados Unidos, Sári Gabor -así es como se llamaba realmente- se convirtió en lo que hoy conocemos como celebridad, siendo toda una estrella, “No por ningún talento, sino por ser quien soy. Soy famosa por ser famosa”, decía la intérprete. A pesar de ello, y aunque quizá ella nunca se tomó su faceta como actriz en serio,  no se puede decir que esta última dama del glamour dorado de Hollywood tuviese una carrera vacía. Debutó en la gran pantalla en el año 1952 con “Lovely to look at”  y tras ese primer filme vinieron muchos más.

Sin embargo, la prensa rosa siempre dijo que su verdadero talento era la imagen seductora que había creado en torno a su persona -algo que habían hecho igual sus hermanas- con el objetivo de encontrar maridos con grandes carteras que la asegurasen una buena posición económica y social. Se casó hasta nueve veces y entre sus maridos se encuentran nombre como Conrad Hilton, el magnate hotelero con el que tuvo a su única hija, o el actor George Sanders. Algunas frases que la definían a la perfección con respecto a sus matrimonios son: “Debo ser una buena ama de casa, porque cuando me divorcio siempre me quedo con la vivienda” o Nunca odio tanto a un exmarido como para devolverle los diamantes.

En los últimos años de su vida, las noticias que han llegado de la actriz no han sido buenas; todas ellas hablaban de problemas médicos, de enfrentamientos con su último marido, Frederic Prinz von Anhalt, y la muerte de sus seres queridos -su hija Francesca Hilton murió el día de Reyes de 2015 y antes lo habían hecho sus dos hermanas-, además de sufrir un accidente de coche en 2002 que la dejo un tiempo paralizada, romperse la cadera en 2010 y una amputación en una pierna por una infección. Ayer su corazón dijo basta y hoy todo el mundo la conmemora por se la estrella que ella misma creó. Hasta siempre, Zsa Zsa Gabor.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas