Moda

La expansión del mundo Karl Lagerfeld: ¿qué será lo próximo?

Si hablamos de un personaje influyente, omnipotente en el mundo de la moda, claramente solo podía ser uno. Y su nombre es Lagerfeld, Karl Lagerfeld. Nos tiene acostumbradas a todo tipo de cosas, pero el futuro, para él, se presenta como todo un pastel a descubrir. ¡Y de lo más jugoso!

A él le debemos mucho. Bueno, mejor dicho, el mundo de la moda le debe mucho, muchísimo. Y es que de su figura, sí, esa que podríamos tildar de ‘estirada’, ‘lejana’, ‘extraña’ y algo ‘estrambótica’, ha hecho un renombre que, por descontado, consigue convertir en oro todo lo que toca. O todo lo que se le acerca, su poder es emblemático. 

Él es un nombre. Pero junto a ese nombre hay también un sello icónico que, también gracias en parte a su estupendo maravilloso trabajo, sigue en alza hoy en día. Sin ningún pequeño atisbo de debilidad. Chal es el pequeño hijo del que tomó las riendas hace ya unos cuantos años (allá por el año 1983) y, aunque nadie podrá ocupar jamás el lugar de la grandísima Coco Chanel, hemos de reconocer que lo hace bien. Pero que muy bien. 

Quizás es por eso que es conocido en el mundo como el ‘Kaiser’, un guiño a sus orígenes alemanes. No solo por todo lo que ha conseguido, sino por su fuerte personalidad de ‘mandamás’. Y es que él sigue sus propias normas, crea su propio camino. Tanto es así, que hasta las campañas de Chanel son dirigidas (y fotografiadas) al completo por él. 

En ese terreno no hay quien le gane. Ni en muchos otros, por supuesto. Y es que Karl ha tocado todos los palos. Y, bueno, casi todos. Lo hemos visto en su faceta más artística para el calendario Pirelli, diseñando el vestuario de Madonna en su gira Reinvention Tour e incluso lanzando una limitada y exclusiva colección con H&M. Porque a él no le dan miedo estas cosas, “nada podrá manchar su nombre”, que para eso es el Kaiser, ¿no?

Y en su objetivo de no parar, no se le escapa una. Esta vez nos sorprende con dos nuevos trabajos, a cada cuál más diferente y original. Por un lado, el conocido diseñador se prepara para lanzar -bajo su propia firma- su primera línea de maquillaje junto a ModelCo. Y, por el otro, acaba de firmar una licencia con la exquisita firma de joyería Swarowski para sus colecciones de relojes. Belleza por todas partes, tratándose de él, ¿qué iba a ser si no? 

Entradas relacionadas