Givenchy nos sorprende (una vez más) con una clase de barroco simplificado - L'Officiel España
Moda

Givenchy nos sorprende (una vez más) con una clase de barroco simplificado

Fiel a su estilo, pero con la mayor clase que se pueda imaginar.
Reading time 2 minutes

Fiel a su estilo, pero con la mayor clase que se pueda imaginar. Seguimos a trote por la gran semana de la Alta Costura parisina, esta vez con el desfile de Givenchy, que reinventa sus formas con una mezcla de barroquismo y sofisticación, que de sencilla, tiene poco. Y aún así, las alabanzas a la nueva colección presentada por Claire Waight Keller se ha llevado las alabanzas de todo el público.

Es difícil quedarse con un desfile de las grandes semanas de la moda, cuando son tantos y tantos y tantos los diseños que se ven sobre la pasarela. Y es que a cada cual que vemos, nos enamoramos un poquito más. Entre la feminidad de unos, el estilo de otros, la clase, el diseño, el color… Es imposible quedarse con uno solo. Y por eso, los repasamos todos, uno por uno. Ya se sabe, nunca hay que quedarse con una tendencia, el estilo, diríamos, es saber llevar a la perfección una mezcla de estos.

Siendo así, ahora le tocaría el turno a Givenchy, la firma que ha cerrado la segunda jornada de la Alta Costura de París, con un estruendoso aplauso como punto final. La casa parisina ha presentado su colección primavera/verano 2018, a las órdenes de su reciente directora artística Claire Waight Keller (también predecesora del genio y figura de Riccardo Tisci). Con una puesta en escena de lo más sencilla y sobria, el color ha inundado las pupilas de todos los asistentes, que no han podido por menos que salir fascinados con dicha presentación.

Givenchy, al igual que otras casas, nos tiene acostumbradas a la sencillez, a los tonos poco coloridos y a una mezcla muy lineal de formas, tejidos y estampados. Cosa que se contrapone a lo que hoy hemos podido ver sobre la pasarela, con múltiples impactos de colores sobre el negro, la base de su esencia. Y a través del verso, modelos confeccionados con total armonía, como lujosos vestidos y combinaciones de traje-pantalón en los que cada detalle pone el broche de oro.

Transparencias, plumas, flecos, volantes y capas. Cientos de capas para darle vuelo (y vida) a cada diseño. Para recrear el maravilloso mundo parisino que representa, de pies a cabeza, a la casa.

Pero vaya que, por ver, hemos podido ver de todo. Los vestidos de corte largo y más festivos han sido los principales protagonistas de la presentación, con un despliegue de acabados que nos han hecho soñar, por encima de todo lo jamás imaginado. Por si acaso hoy alguna quiere volver a recordar y endulzar las horas de sueño, la selección, queridas, habla por sí sola.

/

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas