El vestidor de sus sueños - L'Officiel España
Moda

El vestidor de sus sueños

¿En moda está todo inventado?
Reading time 6 minutes
¿En moda está todo inventado? Sébastien Fabre, socio fundador y CEO de Vestiaire Collective, tiene la respuesta. sebastien-fabre-vestiaire-collective Vestiaire-HOME  

La idea es sencilla: crear una comunidad de personas que ponen a la venta las prendas, accesorios y objetos de diseño de lujo que ya no volverán a usar para que los que sueñan con ellas puedan disfrutarlas. Y ahora, la pregunta: ¿Por qué a nadie se le había ocurrido antes? Charlamos con Sébastien Fabre, CEO y creador de Vestiaire Collective, sobre cómo puso en marcha el proyecto, su relación con las firmas de moda y las preferencias de los siete millones de usuarios que hoy cuenta la plataforma.

¿Cómo se le ocurrió la idea?

Contaré la historia real: en 2008 leí un artículo que decía que, de media, las mujeres tienen 90 prendas en su armario y no usan 51. Entonces estaba casado y observé el comportamiento de mi mujer respecto a la moda: se compraba muchas cosas y las dejaba en el armario, acababa usando dos bolsos todo el tiempo aunque tenía 15. Para mí era algo frustrante ver todos aquellos productos inspiracionales en el armario, pensé que estaría bien que volviesen al mercado, que tuvieran una nueva vida. Quería activar esa idea, pero estaba el aspecto de respetar los códigos de la moda. No se trataba de crear un mercado paralelo que compitiese con las tiendas o uno de segunda mano, sino el tipo de mercado en el que cuanto más ven- des más dinero tienes para adquirir cosas.

Son seis fundadores. ¿Se conocían antes?

No... Yo no venía del mundo de la moda, pero estaba muy interesado en él. Quise crear un equipo y empecé a conocer a gente de esa industria: creativos, expertos en tecnología y logística (nuestro modelo de negocio exige elegir el producto, someterlo al control de calidad, enviarlo...). Hoy seguimos juntos, nos aseguramos de que la compañía crezca y madure. Para ello, el liderazgo de los cofundadores debe combinarse con el de los directivos que contribuyen a acelerar ese crecimiento.

¿Esperaba que la plataforma tuviese cinco millones de usuarios siete años después de presentarla?

Cuando lo lanzamos no teníamos en la cabeza la posibilidad del fallo, luchamos por lo que creíamos. Era 2008, en plena recesión, la gente tenía dinero en el armario y podía utilizarlo.

La sostenibilidad es ahora un tema recurrente en la industria. ¿Pensaron en ese aspecto al comenzar a construir la compañía?

Sí. Entendí que la tecnología era importante en la forma en que la gente tiene experiencias. ¿Qué es la industria del lujo hoy? Digamos que quieres un Birkin de Hermès. Tienes que acudir a una de sus boutiques y apuntarte en una lista. Esperas, y con suerte en un par de años lo consigues, pero no tienes opción de elegir ni tipo de piel, ni tamaño, ni color. En Vestiaire Collective, en cambio, contamos con 500 bolsos Birkin. Por otro lado están los nuevos diseñadores que sacan cosas nuevas cada dos meses y triunfan tanto que sus productos se agotan, como pasó con los mocasines de Gucci. En Vestiaire tienes opciones de talla, color, precio... Estamos presentes en 20 países y contamos con los mejores productos de esos países. Imagina un vendedor que pone a la venta 10 productos. Está activando 10 compradores. Por eso el vendedor es la clave.

El hecho de que las ventas de una firma aumenten cuando hay movimientos en el puesto de director creativo demuestra que la comunidad está muy informada...

Hay dos aspectos importantes. El primero es que somos una fotografía de la industria de la moda, reproducimos el efecto del mercado tradicional. Ha pasado con Vetements y el fenómeno Champion. Ahora está pasando también con Juicy Couture. En nuestro equipo tenemos una mezcla de expertos y estilistas que anticipan esos cambios y seleccionan los productos clave. Un 80% de la selección se basa en los que darán más margen o se venden más rápido y el 20%, en su propia visión, lo que les gustaría vender o llevar. También tratamos de educar al consumidor.

¿Qué firmas se venden mejor?

Chanel, Hermès, Louis Vuitton, Gucci (por el impacto que está teniendo en la industria), Céline, Balenciaga e Isabel Marant.

¿Los artículos más vendidos son los bolsos?

Sí. Pero cada vez compramos menos porque el usuario no puede adquirir un bolso todos los meses. Pero se compra unos zapatos, una joya...

En estos siete años se ha convertido en una compañía de éxito pero ha debido haber alguna piedra en el camino. ¿Qué ha sido lo más difícil?

Mantener la intuición viva, crear unas condiciones para que la financiación siga ampliándose (hemos conseguido 63 millones de euros hasta ahora, y en cada reunión los inversores te cuentan algo diferente) y asegurarte de que la industria sabe lo que estás haciendo y respetar sus códigos.

¿Dónde debería estar Vestiaire Collective dentro de otros siete años?

La idea es que los usuarios lo asuman como algo natural, que cuando se compren algo se planteen si en el futuro querrán venderlo y por cuánto. Estamos presentes en 49 países y 20 son proveedores, tenemos el modelo adecuado para crecer y seguir expandiéndonos.

Artículo publicado originalmente en el número 15 de L’Officiel España.

Sébastien Fabre fotografiado en exclusiva para L’Officiel en su despacho de París el 20 de diciembre de 2016. https://www.instagram.com/p/BQqZB2Ej_J8/

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas