Moda

El otro brillo

Y digo “el otro” porque el brillo al que estamos acostumbradas en Navidad es el de los vestidos plagados de lentejuelas y de la omnipresente purpurina.

Y digo “el otro” porque el brillo al que estamos acostumbradas en Navidad es el de los vestidos plagados de lentejuelas y de la omnipresente purpurina. Pero hay un brillo mucho más sutil, un brillo ligero, detallista, ese que sublima un look festivo, que lo hace elegante y a la vez diferente, y que lo vuelve sofisticado.

/

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas