Moda

Con uno basta

Por fin ha llegado el momento de dar una segunda oportunidad a ese arsenal de pendientes solitarios de nuestro joyero abandonados desde aquel día (o aquella noche) en que perdimos a su alma gemela.
Por fin ha llegado el momento de dar una segunda oportunidad a ese arsenal de pendientes solitarios de nuestro joyero abandonados desde aquel día (o aquella noche) en que perdimos a su alma gemela. Los pendientes ya no se llevan de dos en dos, ¡con uno basta! Como siempre la pasarela nos da la clave de la nueva tendencia así que muy pendientes a vuestros pendientes, o quizás deberíamos decir a vuestro pendiente porque a partir de ahora nada de parejas, los solitarios ya no serán solo para nuestros dedos. Se permiten todo tipo de excesos, exageraciones y exuberancias, el único requisito es que se limiten a un solo lado de nuestra cabeza.
/

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas