Alber Elbaz, el creativo (que no director) más tierno de la moda - L'Officiel España
Moda

Alber Elbaz, el creativo (que no director) más tierno de la moda

Alber, como le gusta que le llamen, ama a las mujeres y ellas le aman a él.
Reading time 1 minutes
Alber, como le gusta que le llamen, ama a las mujeres y ellas le aman a él. Su look de grandes gafas de pasta cuadrada y aún más grandes pajaritas envuelven al diseñador de un sentimiento de ternura difícil de resistir. Y es que de sentimientos va lo suyo: Alber dice que ama a la gente y esa es su fuente de inspiración. Sus creaciones no tratan de un trozo de tela sino de cómo ese trozo de tela hace sentir a la mujer que lo lleva. Con más de una década al frente de la maison Lanvin, Alber ha sabido dar longevidad al legado de Jeanne Lanvin y es que según el israelí, al llegar a una casa nueva hay dos opciones: romper con todo o captar la esencia. Está claro cual escogió él. Tantos han sido los elogios durante estos años al frente de Lanvin que parece mentira la humildad con la que Alber habla en cada una de sus entrevistas, siempre agradecido a su equipo de couturiers de los que asegura que “sin ellos no sería nadie”. Nació en Casablanca (Marruecos) pero su familia se mudó a Tel Aviv (Israel) cuando tan solo tenía 10 años por lo que se considera israelí. Tras el servicio militar decidió estudiar moda en el Shenkar College para después trasladarse a Nueva York, donde empezó a trabajar con Geoffrey Beene. Y entonces llegó París de la mano de Guy Laroche para en seguida recibir una llamada del propio Yves Saint Laurent y con él, su sueño se hizo realidad.
/

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas