#5MinutosCon: Julieta Álvarez, joyas de cerámica, obras de arte - L'Officiel España
Moda

#5MinutosCon: Julieta Álvarez, joyas de cerámica, obras de arte

Es una de las diseñadoras del momento, sus joyas de cerámica tienen algo especial, un aura que sólo es capaz de aportar la artesanía bien hecha y el amor por su trabajo.
Reading time 7 minutes
Es una de las diseñadoras del momento, sus joyas de cerámica tienen algo especial, un aura que sólo es capaz de aportar la artesanía bien hecha y el amor por su trabajo. Hablamos con Julieta Álvarez de su trabajo y de sus pasiones ahora que inaugura exposición en Mad is Mad. Solemos plantear estas entrevistas con el formato #5MinutosCon, pero es verdad que con Julieta era difícil pasar cinco minutos. Esta diseñadora y artista madrileña ha conquistado a los amantes del handmade, de las piezas únicas y de los diseños hechos con mimo con su firma homónima de joyería y objetos de decoración de cerámica. Empezó hace ya tres años con ‘Julieta Álvarez’ pero es ahora, a colación de su nueva exposición Universe en Mad is Mad (Pelayo, 48, Madrid), cuando nos hemos decidido a hablar con ella de su trayectoria, su trabajo, sus sueños y su futuro. Y de paso, invitaros a pasar por Mad is Mad, la galería de la calle Pelayo donde expondrá hasta el 1 de diciembre un recorrido por su obra y sus últimas creaciones. Y ahora, al lío. ¿Por qué la cerámica? ¿De dónde ha nacido el interés por los materiales de tus obras? De niña había tonteado con la cerámica, mi padre es muy bueno modelando y solía traer pellas de barro a casa y nos pasábamos horas jugando. Vengo del mundo de la moda y he trabajado varios años como diseñadora gráfica, pero hace unos 4 ó 5 años ví que necesitaba un cambio y me apunté a las clases de Resu Labrador, una artesana que regentaba un taller cerca de mi casa. Allí podía ir con mis propias ideas y ella me daba las pautas y técnicas para llevarlas a cabo. Desde entonces esto no ha parado de ir a más. ¿Cl es tu mayor fuente de inspiración? La verdad es que encuentro casi de todo en internet, me gusta investigar el trabajo de artistas y creadores como Alexander Calder, Basquiat, Miró, Yayoi Kusama, Ruth Asawa, Judith Scott, Pina Bausch, David Lynch, Elsa Schiaparelli, Balenciaga… Aunque ahora encuentro bastante inspiración en las cosas casuales, improvisadas, dibujos de mi hermana pequeña, fallos, errores... ¿Siempre has querido fundar una marca con un sello tan personal? Sí, desde que terminé mis estudios en I.E.D. pensé en montar mi marca, pero no tenía ni idea de cómo hacerlo, así que trabajé en otras empresas y aprendí mucho. Creo que es lo que siempre he querido, pero he tenido que ir descubriéndolo. Mi mayor sueño es que la firma siga creciendo de una forma saludable y sólida y que algún día contemos con un gran laboratorio creativo, una escuela, un espacio de experimentación que de cabida a muchos creadores y artistas de diferentes disciplinas. Tu vocación, ¿está más ligada al arte o a la moda? Creo que ahora mismo lo que más me interesa de cara a trabajar es justo ese punto intermedio entre diseño y arte. Por un lado, el diseño de producto te ofrece pensar en la funcionalidad, la durabilidad y en cómo hacer las piezas para producirlas después en cadena (aunque sea de forma artesana.) Sin embargo, la pieza artística, la escultura, la instalación, son únicas, al construirlas tan solo piensas en ella, tiene que contar algo y ser sincera. Me gusta dejarlas inacabadas a veces, aunque sea en un pequeño detalle, es una manera de decir que sigo trabajando, que sigo buscando. ¿Son piezas 100% artesanas? ¿Cuál es el proceso de fabricación? Las piezas de cerámica son 100% artesanas, las producimos en el taller que tenemos en la calle Pelayo, en Madrid. Las realizan un equipo de jóvenes y maravillosas artesanas, a algunas les he enseñado, otras ya venían del mundo cerámico y más bien me enseñan ellas a mi. Primero modelamos el barro, lo lijamos para conseguir un mejor acabado, tras el primer horno esmaltamos y después del segundo horno aplicamos los lustres de oro o plata a pincel que se cocerán en un tercer fuego. Son piezas con un proceso bastante largo y laborioso detrás. ¿Cuál es la filosofía de tu marca? ¿Qué significa llevar una pieza de Julieta Álvarez? Pienso que la gente que se identifica con la marca son personas interesadas por lo hecho a mano, con cuidado, con tiempo, que huyen de lo industrial. Me gusta pensar que hay una cierta poética es las piezas que hacemos. Resumiría la filosofía de mi marca como algo que coloca al color como elemento principal y protagonista, algo que no es del todo simétrico, algo que es imperfecto e irregular y que siempre busca simplificar, eliminar lo que sobra. ¿Tienes pensado expandir tus creaciones a otros materiales? Sí, estoy aprendiendo técnicas para trabajar el latón, pero hay muchos materiales que en cuanto pueda aprenderé e introduciré en las colecciones como el vidrio, la madera, el oro, la plata, resinas... Ya podemos encontrar joyas de Julieta Álvarez en el extranjero, ¿qué planes de expansión tienes? Llevamos trabajando un par de temporadas con un distribuidor en Australia que se encarga de hacer llegar nuestras piezas a todo el país. Y acabamos de comenzar con otro gran distribuidor en Japón. Ésta era una de mis mayores aspiraciones. Por otro lado, continuamos ofreciendo nuestro producto en bonitas tiendas de Londres, París, Luxemburgo, Viena, Barcelona, Madrid… Me gustaría tener un poco más de presencia en tiendas de museos y espacios de arte. Ahora mismo vendemos en las boutiques de la Fundación Miró, el Museo de Arte Contemporáneo de Luxemburgo, el Museo de Artes Decorativas de París y considero que es una línea de distribución realmente interesante para afianzarla y ampliarla. blanos de tu colaboración con Ángel Schlesser, ¿cuál fue el motivo? ¿te gustaría colaborar con otros diseñadores del ámbito nacional o internacional? Nos conocimos a través de la modelo Maite de la Iglesia, ella llevaba un collar y Ángel se lo vio un día que fue a trabajar, parece que le gustó y nos reunimos. En seguida pensamos en una pequeña línea para sus tiendas. Fue una experiencia muy positiva. Ángel Schlesser es un diseñador que lleva bastantes años creando marca y que conoce a fondo el mercado y cómo hacer buen diseño. Hay un diseñador español del que soy fan absoluta y con el que sería un sueño colaborar, Josep Font para Del Pozo. Creo que es de lo mejor que se está haciendo ahora mismo. Y así, paso a paso, de una ilusión a un pequeño taller, Julieta Álvarez se ha metido a medio mundo en el bolsillo a fuego lento pero seguro.
/

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas