Las ciudades ideales de MINI - L'Officiel España
Lifestyle

Las ciudades ideales de MINI

El último proyecto de MINI LIVING, “Forests”, demuestra que gracias al diseño, podemos mejorar nuestra calidad de vida en las grandes ciudades.
Reading time 4 minutes

El último proyecto de MINI LIVING, “Forests”, demuestra que gracias al diseño, podemos mejorar nuestra calidad de vida en las grandes ciudades.

Como cada año desde el 2003, el London Design Festival acaba de acoger más de 400 instalaciones (repartidas por la capital inglesa), donde infinidad de creadores de todas partes del mundo dan a conocer sus nuevas propuestas. Diseñadores, arquitectos, patrocinadores y amantes de la creatividad en su más pura esencia se reunieron durante una semana en la ciudad, para compartir en el evento sus diferentes perspectivas y visiones acerca de este arte que se mueve ambiguamente entre la funcionalidad y la estética. Y compartir, precisamente, es el concepto que este año presentó el proyecto MINI LIVING en Londres, de la mano del arquitecto Asif Khan y el director creativo Oke Hauser. Un proyecto que no dudamos en ir a conocer de primera mano.

La idea general de “Forests”, nombre que ha recibido la acción, es impulsar la creación de los llamados “third places”: lugares que se encuentran en ese abstracto hueco entre nuestro hogar y el trabajo, donde podemos relajarnos, quedar con un amigo, o incluso cenar. La falta de espacio es un problema que se incrementa con rapidez en las grandes ciudades, y MINI LIVING pretende solucionar este molesto inconveniente aportando su granito de arena. El uso que damos a estos espacios, además, es absolutamente personal, lo cual los convierte en un gran aliado para nuestro día a día en la ciudad y en enclaves con un potencial infinito. Sin embargo, en este caso, las mentes tras este proyecto han creado tres instalaciones: el Connect Space, el Create Space y el Relax Space.

“Pensamos, ¿qué funciones te gustaría tener adicionales a tu propio espacio personal? Si pensamos en el boom de los espacios de co-working, nos damos cuenta de cómo la gente necesita nuevos enclaves en los que trabajar. Por eso creamos un espacio en el que puedes ser productivo y quedar con tus compañeros de trabajo, socios u organizar reuniones”, nos explica Oke con respecto al Create Space, una especie de sala de reuniones rodeada de plantas en la que sentarse a trabajar cómodamente. La instalación se encuentra en el medio de Charles Square (una plaza en pleno Shoreditch, uno de los barrios cool por excelencia de Londres), y está adaptada con conexión Wi-Fi y tomas de corriente. Si tuviese una máquina de cafés, podríamos habernos quedado allí toda la tarde.

El Relax Space, por otro lado, es una alternativa a sentarnos a descansar en el clásico banco. “Cuando lo ideé, quise jugar con el concepto de aislamiento. Quiero que la gente no sienta que está en la ciudad por unos minutos. Cuando entras, la ciudad desaparece. Y el ruido desaparece”, nos comenta Asif.

Por último, el preferido de todos: el Connect Space. Un pasillo en medio de una transitada calle del este londinense, también rodeada de plantas, y en el que los visitantes pueden sentarse, desplegar una mesa habilitada para ello… y conectar. En palabras del arquitecto: “No tenemos suficiente espacio en Londres. Tenemos parques… pero no tenemos suficientes espacios híbridos en los que sientas que puedes conectar con otros ciudadanos. Además, los británicos no somos tan extrovertidos como los españoles. No hablamos entre nosotros por la calle o en el transporte público, aunque nos encanta comunicarnos. El único inconveniente es que no contamos con algo que rompa las barreras para atrevernos a ello, y este tipo de instalaciones realmente tienen esa finalidad. Y cuando creas un espacio en el que te sientes como en casa, y lo sitúas en plena calle, haces que la gente se vea capaz de romper las reglas en cierto sentido”. Me giro hacia Ben Evans, el director y co-fundador del London Design Festival, y le pregunto si cree que el diseño puede ser la solución a estos retos a los que nos enfrentan las ciudades cada día. Sin pensárselo dos veces, responde: “Creo que el diseño puede solucionarlo todo. La esencia del diseño es, al fin y al cabo, la de solucionar problemas. Solucionar problemas, y además, hacerlo de forma bonita”. Reto superado, MINI.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas