Lifestyle

5 desayunos con los que superar un mal sueño

Un mal sueño lo tiene cualquiera.
Reading time 2 minutes

Un mal sueño lo tiene cualquiera. Y son odiosos, lo sabemos. Vueltas y más vueltas, pensando en el momento en el que, por fin, suene la alarma. Y con ella, llegue la hora del desayuno. Abre la boca, vamos a babear, estas ideas te van a encantar (y son el punto perfecto para darle a tus ojeras un punto de vida).

¿Cómo de cuánto odias las noches de insomnio? Esas largas (pero que muy largas) horas en las que no haces más que dar vueltas. Y vueltas. Y más vueltas… Buscando la forma, la postura o el truco con el que invocar al sueño y poder, de una vez por todas, dormirte.

No pegas ojo nos provoca ojeras, dolor de cuerpo y mal humor, sí. Pero lo que más nos puede provocar (atentas a este curioso dato) es hambre. Sí, como lo lees: cuanto menos duermes, más hambre (llámalo gula) acumulas en el cuerpo. Y por ello, la noche que no pegas ojo, te levantas con una gusa tremenda.

Por suerte, tenemos soluciones para todo. Y de entre ellas, hoy vamos a hablar de los maravillosos desayunos que puedes hacerte para darte un capricho por todas esas horas de sueño perdidas, resetear el cuerpo y recuperar la buena cara. Porque si, la comida lo mejora todo. TO-DO.

Lo primero que tendrás que preparar, en el preciso momento en el que pises el suelo de tu cocina, será un gran, grandísimo café. Y, mientras se hace, podrás aprovechar ese lapso de tiempo para prepararte un suculento banquete. Tal y como te lo contamos: si has dormido mal, dedícate tiempo por la mañana.

Desayuna bien, ¡pero que muy bien! Unas tostadas, un buen bowl de fruta… ¡Hasta una rica tortilla! Desayuno de campeonas, para noches de luchadoras. Estas 5 opciones levantarán tu ánimo, aumentarán tu bienestar y, sobretodo, te darán el impulso para afrontar el día sin contar las horas de sueño que te faltan.

/

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas