A Rusia le sigue sin gustar demasiado Years & Years - L'Officiel España
Hommes

A Rusia le sigue sin gustar demasiado Years & Years

Desde hace un par de años, el trío británico de música electrónica Years & Years, goza de un interés mediático que ha trascendido más allá de su valía musical.
Reading time 2 minutes

Desde hace un par de años, el trío británico de música electrónica Years & Years, goza de un interés mediático que ha trascendido más allá de su valía musical. Si la crítica parece haber aplaudido más o menos al unísono el synthpop del grupo, las confesiones de sus letras y el ritmo tan puro que rezuma de cada uno de sus singles, la opinión pública también ha dado su opinión, dividiéndose entre sus más claros admiradores y sus más aguerridos detractores. Entre estos últimos se encuentra Rusia, un hueso duro de roer desde el punto de vista de los derechos humanos que aún sigue consternada por el videoclip Desire, en el que un beso del mismo sexo cegó a los más homófobos del país, igualando al trío a casi terroristas de lo tradicional y lo que, según ellos, tendría que ser. Olly Alexander, solista del grupo y públicamente homosexual, que ha tomado la causa LGBT como auténtico abanderado se sigue poniendo las opiniones en contra por montera y se marca un baile callejero de lo más sugerente con un grupo de chicos en Worship, su nuevo trabajo visual. Un videoclip dirigido por Matt Lambert, coreografiado por Ryan Heffington y con el que Alexander sigue demostrando que no se debe tener miedo a exponer la sexualidad de cada uno frente a los demás porque solo deberíamos sentirnos orgullosos de lo que somos, de lo que pensamos, creemos y sentimos. Y a quien no le gusta que no baile, sea Rusia o el vecino de arriba. Y que ¡el ritmo no pare!

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas