¿Realmente la sal marina es más saludable? - L'Officiel España
Hommes

¿Realmente la sal marina es más saludable?

Desde que la sal marina irrumpiera en nuestros platos, mucho nos hemos preguntado acerca de sus características frente a la sal fina de toda la vida.
Reading time 2 minutes

Desde que la sal marina irrumpiera en nuestros platos, mucho nos hemos preguntado acerca de sus características frente a la sal fina de toda la vida. A las voces de que la marina es mucho más saludable que la sal que hemos usado siempre, han aparecido otras que han derribado por completo esta idea. ¿Realmente es así? Desde un primer momento la sal del mar se ha presentado como una sal como una opción que presenta mucho menos sodio. Aunque pueden ofrecer minerales que actúan como perfectos reguladores que ayudan al organismo y mantienen pequeñas cantidades de macro-minerales, en realidad, no ofrecen mucho menos sodio sino que no contienen yodo, presente en la sal de mesa y mineral básico en la función tiroidea habitual. El principal dato a destacar y lo que provoca que la sal fina se sitúe por debajo de la marina en cuanto a más saludable consumo se refiere, es que la sal de toda la vida antes de llegar a nuestros saleros pasa por un proceso en el cual se eliminan el magnesio junto a otros minerales, destruyendo el yodo natural  y añadiendo yoduro de potasio en cantidades siempre tóxicas. Si a eso le unimos la dextrosa que se le incorpora para estabilizar y el agente capaz de blanquear su tonalidad, provocan que la sal marina que no pasa por ningún proceso químico al secarse al sol sea más recomendada. A pesar de todo lo anterior y por mucho que la marina ayude a la estimulación de los nervios, a la creación de esmalte para los dientes, a la estabilización de los latidos del corazón, al procesamiento de comunicación de las células situadas en el cerebro o a combatir la retención de agua y a disolver cálculos en el riñón, ya sea la sal fina como marina, vacuum, gema, de manantial, nitritada o fluorada, sobrepasados los 2,3 miligramos al día, es sal al fin y al cabo y conviene cierta moderación en su uso.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas