¿Por qué no estás adelgazando? - L'Officiel España
Hommes

¿Por qué no estás adelgazando?

A veces pasa.
Reading time 3 minutes

A veces pasa. Te esfuerzas para perder peso pero no acabas de ver resultado. Crees que llevas una dieta correcta, haces deporte y te consideras un chico sano. Pero al parecer hay algo que falla... Cuando te subes a la báscula ves que la aguja apenas se mueve respecto a la semana anterior y empiezas a desesperarte. Tranquilo, párate y piensa. ¿Estás haciéndolo todo bien? Repasamos contigo cinco cosas que debes revisar porque tal vez sea ahí donde esté la clave de tu estancamiento a la hora de adelgazar. Toma nota de estos posibles errores. Estás comiendo poco Saltarse comidas o reducir la cantidad de lo que comes no es la solución que te hará perder peso. Al estar mucho tiempo sin comer, cuando vuelves a estar frente a frente con el menú acabas comiendo más de la cuenta y puede que incluso ingieras alimentos menos saludables. Por eso, lo que debes hacer es comer varias veces durante el día para no tener hambre y evitar posibles atracones esporádicos que poco ayudan a la hora de perder peso. Estás bebiendo lo que no debes Aunque sea solo los fines de semana cuando te tomas unas copas o alguna que otra cerveza, debes saber que el alcohol te aporta calorías vacías que no le hacen ningún favor a la dieta de adelgazamiento, sino todo lo contrario. Ten cuidado también con los zumos, ya que algunos tienen un gran contenido de azúcares que vienen muy mal cuando se está tratando de perder peso. Estás haciendo la dieta equivocada Lo de copiar el plan nutricional que hace un amigo o conocido no suele ser lo más adecuado. La razón es que cada uno tiene un tipo de cuerpo y unos objetivos distintos. No es lo mismo hacer una dieta para ganar masa muscular y ponerse fuerte, que llevar a cabo un plan nutricional enfocado a la pérdida de peso. Por este motivo, es importante que lo consultes con un nutricionista, que te indicará qué comidas son las más adecuadas para ti y elaborará una dieta que se adapte a tus necesidades. Tu entrenamiento no es el adecuado Igual que ocurre con el aspecto dietético, el ejercicio también puede ser un factor determinante a la hora de perder peso o no. Esto quiere decir que sí, puede que estés cumpliendo con el gimnasio todos los días, pero tal vez estés haciendo un entrenamiento que no está indicado para bajar peso, sino, por ejemplo, para muscular. El trabajo cardiovascular es algo que no puede faltar si tu objetivo es perder kilos, así que asegúrate de que tu plan de entrenamiento es el correcto consultando con un experto. No estás leyendo bien las etiquetas Si vas corriendo al supermercado y haces la compra en menos de diez minutos, seguramente no te estés fijando bien en lo que compras. Es importante que no te dejes engañar por algunos productos light que, aunque se presenten bajo ese apellido, no siempre son los más adecuados para una dieta. Los azúcares o las grasas siguen estando presentes en determinados artículos de alimentación que, al mirar su etiqueta quedan en evidencia. Así que ya sabes, párate a leerlas.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas