Hommes

¿Por qué la comida de avión sabe verdaderamente a rayos?

A pesar que viajar en avión sea ya una práctica tan normal como esperar al metro, pillar el 52 de vuelta a casa o pedir un Cabify para llegar puntual a tu cita del sábado, hay algo a lo que nos cuesta acostumbrarnos por mucho que la práctica nos haya ido facilitando el camino y es que da igual lo poco que hayamos desayunado o el hambre voraz que se nos despierte a miles de pies de altura que la comida servida en los aviones es todavía una cuenta pendiente de nuestras papilas gustativas frente a la minimalista bandeja que se nos deja sobre la mesa plegable, al rato de haber despegado.

Entradas recomendadas