Hommes

Los hijos de Pink, un modelo a seguir (sin estereotipos)

Pink, más que sinónimo de cantante, debería serlo de revolución.
Reading time 2 minutes

Pink, más que sinónimo de cantante, debería serlo de revolución. Y es que la famosa, que siempre da que hablar con sus espectáculos, sus canciones y sus manifiestos, le ha declarado la guerra a los estereotipos sociales. Pero todo, por un buen motivo.

Que no es otro que el de educar, con mucho sentido común, a sus pequeños. Y es que la cantante, que siempre se ha valido de su música para fomentar la libertad y la tolerancia, ha vuelto a dar la campanada con un nuevo mensaje: educar a sus hijos lejos de los estereotipos sociales y sexistas. 

Ahora que está el mundo revolucionado con el feminismo, no nos parece nada raro que Pink se sume al movimiento mundial que “lucha” a favor de las mujeres. Ya son muchas las celebrities que han hecho una firma declaración de intenciones apoyando la causa, pero ella va, si se puede aún, más allá. 

Precisamente el pasado mes de agosto, en la gala de los VMA la cantante compartía un extenso discurso de agradecimiento en el que contó, como anécdota, una sincera conversación que días antes había tenido con su hija de seis años, Willow Sage. En ella, la pequeña le había dicho, textualmente, que se sentía “la niña más fea” y que parecía “un niño de cabello largo”. Es ahí cuando esta mujer de armas tomar decidió que era el momento de dar un paso más para cambiar las cosas. Y aprovechó su momento de estrellato en la gala para hacer una breve, pero intensa, presentación en la que compartió imágenes de artistas de la talla de Prince, David Bowie o Annie Lenox. Aludiendo con ello a lo mucho que seguramente sufrieron, pero también a la forma que tuvieron de “coger las riendas de su vida, seguir adelante e inspirar a las nuevas generaciones”. 

Y, tras ello, en numerosas ocasiones ha hablado del peculiar modo que tiene de educar a sus pequeños. Según afirma la cantante, ella educa a sus hijos sin imponerles ninguna identidad de género, ni orientación sexual. Todo con el fin de que no se vean enmarcados en el género que les fue asignado al nacer, para que siempre, bajo cualquier circunstancia, puedan escoger el modo de vida que deseen.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas