¡Los hemos fichado! Estos son los alimentos que están boicoteando tu dieta - L'Officiel España
Hommes

¡Los hemos fichado! Estos son los alimentos que están boicoteando tu dieta

Con lo que tú te esfuerzas intentando comer sano para combatir esos kilos que crees que te sobran...
Reading time 5 minutes

Con lo que tú te esfuerzas intentando comer sano para combatir esos kilos que crees que te sobran... y resulta que estás comiendo errores que ni te imaginabas. Ya, ya. Sabemos que te tomas muy en serio la dieta. Nada de pizzas, hamburguesas, fritos ni dulces. En tu mesa no hay ni rastro de estos alimentos. Pero no bajes la guardia. Puede que, sin querer, estés metiendo un poco la pata comiendo alguna cosa que no debes. ¡Y tú sin saberlo! Continúa leyendo, porque los hemos identificado y te los traemos para que les hagas un buen reconocimiento. Fíchalos y ya sabes, ¡cuidado con ellos! Estos son los alimentos que puede que estén boicoteando tu dieta. Las salsas Que la única salsa que haya en tu vida sea la de las clases de baile de tu gimnasio. La demás, lejos, mejor lejos de tus platos. No sirve de nada que te prepares unas recatadas pechuguitas de pollo a la plancha si después las vas a adornar con un poco de ketchup o de mayonesa “para que tengan un poco de gracia”. Mira, no. Las pechugas de pollo a la plancha son sosas y las aceptamos tal y como son porque para eso nos ponen tipazo. Así que, si quieres cuidar la línea, nada de salsas, que engordan. El queso Vale, está hecho con leche, y a ti desde pequeño te han dicho que la leche tiene calcio, así como los yogures y los derivados lácteos en general, entre los que se encuentra el queso. Con esta información grabada a fuego, ya tenías la excusa perfecta para creer que el queso era un inocente alimento dentro de tu dieta. Pero cuidado, porque no es así. Vale que tenga proteínas, pero también suele contener bastante grasa. A no ser que optes por versiones de queso muy light o incluso de tipo fresco 0%, la realidad es que es un alimento que puede boicotear tu dieta, sobre todo si recurres a una variedad muy curada. Si se lo ponías a tus ensaladas, sácalo de ahí o tendrás al enemigo en tu plato. El pan Aunque sea integral, el pan no deja de ser un alimento rico hidratos de carbono, con lo que todo eso conlleva. Si tomas unas tostadas integrales en el desayuno, no pasa nada, ya que a lo largo del día consumirás toda esa energía que te aportan los carbohidratos. El problema es que estés comiendo algo de pan por la noche y que lo estés incluyendo en tus cenas con la excusa de “¡es que es integral, es muy sano!”. No caigas en el engaño porque, aunque la variedad integral sea mucho más saludable que la blanca, el pan sigue siendo pan y por la noche no vas a gastar energía, por lo que acabará engordándote. La ensalada de la noche La ensalada súper sana, súper cuqui y súper instagrameable que te haces por la noche en plan sanote puede en realidad ser una auténtica trampa. Por un lado, puede que las cuatro hojas de lechuga solitarias y el tímido tomate que la forman hagan que a medianoche te despiertes muerto de hambre y acabes asaltando la nevera para comerte todo eso que has estado evitando durante el día. Por otra parte, si eres de los que empiezas a echarle a la ensalada todo lo que encuentras por la cocina incluyendo salsas, quesos y embutidos, seguramente tu cena ya no será tan light. Los falsos productos light Cuidado con eso que a veces nos venden insinuándonos que no engorda. En ocasiones nos encontramos con productos que son bajos en grasa pero que en realidad tienen mucho azúcar o viceversa, productos que no tienen azúcar añadido pero que son una bomba de grasa. Asegúrate siempre antes de comprarlo para, al menos, saber con quién estás jugando. ¡No metas al enemigo en casa! Demasiada sal Que tú de soso tienes poco, eso nadie lo duda. Por eso la comida también te gusta sabrosa y le sueles poner bien de sal. ¡Pero que no se te vaya la mano! Recuerda que la sal retiene líquidos y eso hace que parezca que el cuerpo está más hinchado. No conseguirás que tu six-pack asome si abusas de este condimento que hace tus platos más ricos pero impide que depures bien lo que a tu cuerpo le sobra. La fruta inadecuada Comerte una fruta siempre va a ser más sano que meterte un pastel o un bollo entre pecho y espalda. Eso está claro. Sin embargo, si te estás tomando en serio la dieta, te interesa saber que hay unas frutas que engordan más que otras. Plátano, coco, higos o uvas son algunas de las que peor te van a la hora de adelgazar por su número de calorías. Ya los tienes identificados. Ahora eres tú el que debe decidir si vetar la entrada a tus platos o no a estos alimentos que podrían boicotear tu dieta.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas