Hommes

La erección de Nick Jonas que pasó sin pena ni gloria (hasta hoy)

Nick Jonas es uno de esos artistas que allá donde vaya y abra la boca para contestar a los periodistas, deja titulares tan jugosos como el que vamos a relatar a continuación.
Reading time 3 minutes
Nick Jonas es uno de esos artistas que allá donde vaya y abra la boca para contestar a los periodistas, deja titulares tan jugosos como el que vamos a relatar a continuación. ¿Creías que el ex Jonas Brothers solo sabía responder a preguntas que tuvieran que ver con su sexualidad, dado su gusto por pasearse por gay clubs y su apertura mental o sensibilidad ante temas que mucho tienen que ver con la comunidad LGBT? Pues bien, aún no lo has oído todo. Hace unos días, el cantante fue uno de los invitados al late night que el presentador Jimmy Fallon tienen en la NBC. Allí y después de una entrevista que sus miles de fans agradecieron, fuimos testigos de una revelación para la que no estábamos preparados pero que nos dio los mejores casi 4 minutos de la noche. Un pico de audiencia que seguramente el share americano agradeció y cuyo protagonista no fue el propio Nick sino su cargamento viril. Fallon insinuó a Jonas, acerca de una anécdota ocurrida años atrás, sin duda uno de los momentos más embarazosos del ídolo adolescente. Jonas entre risas pero con una decisión férrea de darse a sus fans una vez más, contó cómo a pocas horas de participar en la gala de los Young Hollywood Awards, decidió irse de farra con los amigos. Allí, uno de ellos, le ofreció un chupa-chups de marihuana que él aceptó al no haberlo probado nunca. Hasta ahí, la historia no resulta nada fuera de lo común o incluso vergonzosa. Todo ocurriría a la mañana siguiente. Nick Jonas se despertó en slow motion. Sí, lo que oyen. Cualquier cosa que pasara a su alrededor parecía ir lento, cada vez más lento, como el filtro del snapchat que convierte tu voz en la de un ogro en la caverna. Jonas, que en unas horas tenía que subirse al escenario, desesperó, infartó y se atiborró a comida como si no hubiera un mañana. Y en el momento más innecesario, más inoportuno, ocurrió lo que no hubiera deseado ni a su peor enemigo: tuvo un NARB, siglas de lo que se conoce como una non apparent reason boner o lo que en castellano vendría a ser, una erección sin razón aparente, típica de las personas mayores. ¿El resultado? Nick posó ante los fotógrafos y subió al escenario como si de un puerta de discoteca se tratara, con las manos como futbolista que se pone en barrera ante un penalti, como artista al que una chupadita a un chupa-chups de maría le jugó una mala pasada. Nadie se dio cuenta en aquel momento, hasta hoy, pero nos asalta una duda, Nick…, ¿cargas a la derecha o a la izquierda? ¿Quieres recordar esta anécdota con Nick? Pincha abajo

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas