Hommes

Jonathan Sánchez, make-up artist: “Las belleza es una actitud”

Estudió maquillaje, peluquería y estilismo de moda.
Reading time 5 minutes
Estudió maquillaje, peluquería y estilismo de moda. Se trasladó a Madrid con 22 años para trabajar como maquillador estrella en la cadena de perfumerías Sephora. Pero fue París la ciudad que le brindó la oportunidad de crecer profesionalmente. Ha trabajado con modelos de la talla de Lara Stone, Sasha Pivovarova o Erin O´Connor y colaborado con revistas como Vogue, Telva o WWD, aunque su labor entre bastidores se centra en dar un toque de pincel a las celebrities que presiden el front row. ¿Su última hazaña? Ser el artífice del adictivo tono de rubio de la modelo Aymeline Velade para la campaña del perfume L’Ange Noir de Givenchy. Así es él. Y esto nos cuenta. ¿Por qué make-up artist? Decidí que quería dedicarme al maquillaje con tan solo 12 años. Viví mi infancia rodeado de mujeres y fueron ellas las que se encargaron de mostrarme aquel universo femenino que a mí tanto me fascinaba. Disfrutaba observándolas mientras se maquillaban. Lo que más me seducía de aquel momento era la intimidad con la que lo vivían, como si fuese un ritual. Su punto fuerte y su talón de Aquiles... Mi punto fuerte es mi intuición, confío mucho en ella, cuando siento esa certeza la sigo ciegamente hasta el final. Mi talón de Aquiles, sin duda, la perfección. Creo que la perfección llevada al extremo se convierte más en un defecto que en una virtud. En algunos casos llego a obsesionarme con los pequeños detalles y eso no me deja disfrutar el momento. Descríbase en cuatro palabras. Reservado, observador, detallista, soñador... ¿Cuál es su sello personal? Sin duda, la naturalidad. Piel satinada, colores neutros, y si hay algo que me caracteriza es el uso que hago del iluminador en algunos puntos del rostro. En cuanto al cabello, me encanta el estilo francés, melenas bien texturizadas pero con un efecto muy natural, no me gustan los peinados muy elaborados. ¿Trabaja con alguna marca en exclusiva? No, pero sí colaboro con varias. En maquillaje Dior y Nars. En cuanto al cabello, Leonor Greyl, Kevin Murphy y Sebastian son mis favoritas. Mis productos fetiche: serum de Soie Sublimateur de Leonor Greyl; la cera texturizante de acabado mate Night Rider de Kevin Murphy, y Potion 9 de Sebastian. ¿La mejor barra de labios con la que ha maquillado? Me encanta Rouge Dior, en su extensa gama encuentras texturas de acabado mate o satinado y se mantiene inalterable varias horas. ¿Qué hace un español en París? Enamorarme de la ciudad. París es una de las ciudades más hermosas que conozco, me encanta caminar solo por la ciudad, especialmente de noche, y disfrutar de su arquitectura, sus calles y sus bistrot. Es la capital de la moda por antonomasia, donde desfila la alta costura y todo esto hace que sea, sin duda, el lugar idóneo para desarrollarte como profesional. Cuéntenos cómo es un día cualquiera de su vida en la capital francesa. Actualmente una auténtica locura. Cuando estás involucrado en la industria de la moda te codeas diariamente con modelos de primer nivel, estilistas, fotógrafos... París es la ciudad donde vivo y tardaré algunos años en abandonarla, profesionalmente me da mucha más proyección, pero por supuesto regresaré algún día a España, es uno de los países con mayor calidad de vida. ¿Qué cuentan sus tatuajes? Me fascina la cultura del tatuaje, especialmente el estilo tradicional que popularizaron los marineros y militares americanos en 1920. Cada uno de mis tatuajes cuenta un capítulo o experiencia de mi vida, pero eso es algo que me guardo para mí... ¿Qué se esconde detrás de esa fachada de niño malo [está tatuado en sus dedos]? No soy tan malo como parezco [risas]. Detrás de esa fachada se esconde una persona reservada, sensible y afortunada que siempre ha perseguido sus sueños, aunque en algunas ocasiones el camino no haya sido fácil. Me siento muy orgulloso de todo lo que he conseguido hasta ahora, estoy en el lugar en el que quiero estar, rodeado de gente con la que me encanta compartir y de la que aprendo diariamente, y esto en la vida es un verdadero regalo. La belleza para usted es... Algo que no tiene que ver solo con el físico. Es una actitud y el maquillaje es la herramienta de la que disponen las mujeres para encontrar la mejor versión de sí mismas. Hay una cita de Christian Dior que me encanta: “La belleza es una unidad en la que lo invisible es tan importante como lo visible”. ¿Está de acuerdo con las tendencias? Creo que en la actualidad la industria de la moda no es tan dictatorial como antaño. Hoy las grandes casas de moda crean sus colecciones con una visión mucho más comercial, con un espíritu más accesible y con la necesidad imperante de representar a la mujer de hoy. Esto se extrapola a la belleza, de ahí que el canon actual sea mucho más amplio, diverso y más en sintonía con el espíritu de nuestra época. ¿Qué opina de la corriente #nogenre? El mercado es el reflejo de la sociedad en la que vivimos y no a la inversa. Las nuevas generaciones no damos tanta importancia al género como tal y nos dejamos guiar más por nuestros sentidos a la hora de elegir un perfume o un cosmético, sin importar la etiqueta. Haga de coolhunter, ¿qué será lo proximo? La próxima temporada vamos a seguir con la tendencia del No Makeup que impera en la actualidad y que hemos visto en los últimos desfi les de Dior, Balmain, Prada o Versace. Rostros transparentes con acabado satinado y pequeños toques de iluminador en mejillas y ojos. En cabello, sigue la premisa del less is more.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas