¿En qué pensamos cuando intimamos con nosotros mismos? - L'Officiel España
Hommes

¿En qué pensamos cuando intimamos con nosotros mismos?

Masturbarse es un placer que todos tenemos, que podemos practicar en casi cualquier momento y que como las películas de Harry Potter o El Señor de los Anillos nos puede llevar a montarnos un mundo irreal frente a nosotros, explorando territorios inhóspitos en un principio pero demostrablemente sugerentes.
Reading time 2 minutes

Masturbarse es un placer que todos tenemos, que podemos practicar en casi cualquier momento y que como las películas de Harry Potter o El Señor de los Anillos nos puede llevar a montarnos un mundo irreal frente a nosotros, explorando territorios inhóspitos en un principio pero demostrablemente sugerentes. Situaciones que para aquellos que tengan mucha imaginación se convierte en una situación de lo más placentera. Acto que se disfruta en la más estricta soledad y que desata las pasiones más secretas que cada uno tiene, poniendo su subconsciente a volar y dejando que el placer onanista actúe por su cuenta y deseado riesgo. Instantes íntimos que en ningún caso podrán avergonzar a nadie, dado que son únicos e intransferibles, a no ser que lo que te guste es aquello de airear tus fantasías y decidas entrar en un estudio como lo hicieron 1,500 canadienses. El grupo en cuestión se puso a las órdenes de un selecto grupo de investigadores de la Universidad de San Diego, para llevar a cabo un análisis de la conducta humana masculina (publicado en el mensual The Journal of Sexual Medicine) cuando bajo los efectos del placer onanista se encuentra. Estudio que desató la inventiva del hombre actual y que deja estos curiosos resultados: El 64% de los hombres ha fantaseado con que un pariente le haga un trabajo manual El 52% también ha fantaseado con mantener una relación con una mujer de pecho pequeño El 48% ha aumentado su temperatura corporal al pensar en tocar a un extraño en algún lugar público…, como el metro El 30% alguna vez ha pensado en ser forzado para tener sexo El 29% ha disfrutado pensando que se le “terminaban” encima El 28% en alguna ocasión se ha puesto a tono pensando en el placer que se daría con algún objeto que no sea sexual precisamente El 16% han fantaseado con mirar a dos hombres mantener relaciones, incluso cuando solo el 12% se identifica como gay o bisexual El 10% han fantaseado con que su pareja les haga aguas menores encima Y solo el 9% lo haría sobre su pareja Mientras que el 8% se pone a tono fantaseando en temas de travestismo   ¿Sorprendido? Pienses en lo que pienses, fantasees en lo que fantasees, disfruta que para eso tú eres el guionista de la película y el director de casting. Lo demás, para la intimidad queda. Aunque eso sí, no esperes que te den un Oscar.  

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas