Hommes

¿El cerebro sufre con las quejas?

El ser humano es un individuo que domina la queja como nadie.
Reading time 2 minutes

El ser humano es un individuo que domina la queja como nadie. No hay mayor deporte, junto con la envidia, que el practicar el descontento en todas sus modalidades. Pues bien, para aquellos que disfruten del lamento crónico o simplemente sean receptores de tales protestas al aire, informarles que a la larga pueden llegar a dañarles el cerebro. Si eres adicto a los libros de autoayuda, quizá conozcas a Trevor Blake un emprendedor que descubrió el filón en este tipo de lecturas y donde en su libro Three Simple Steps: a map to success in business and life, explica que los neurocientíficos han llegado a la conclusión de que el cerebro trabaja como un músculo de lo que escuchábamos por lo que si estás esperando al tren y a tu lado hay alguien lanzando mensajes negativos, lo más seguro es que te acabes comportando igual. Unos estímulos que en el caso de ser constantes pueden volverte en individuo a internar (sí, con camisa de fuerza y todo), al despertar las neuronas en el hipocampo cerebral, la parte de tu cerebro dirigida a solucionar problemas. Y es que las personas que se quejan no pretenden solucionar sino que te apuntes a su club, por lo que será mejor que le ayudes a solucionar el dilema, pongas distancia o simplemente bloquees tu mente pensando en qué vas a hacer de cena o lo bien que lo vas a pasar cuando vayas al Ocho y Medio el sábado y así tu mente se cierre en banda a lo negativo. Tu cerebro, del que tanto necesitas, te lo agradecerá.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas