Cultura

“Mucha jefa suelta para tan poca directora puesta”

por Carlota Criado
13.04.2018
Mucho se habla de la igualdad salarial en los mundos más expuestos, al ojo humano, claro. Tales como la música o la interpretación. Pero las mujeres también tienen voz, voto y mano en profesiones como, por ejemplo, la creatividad. Verdaderos cerebros que hacen de pequeñas ideas auténticas obras de arte. Ellas son las jefas, pero qué pocas directivas, ¿no?

Esa es la principal reivindicación de este videoclip que, a ritmo de trap, se ha presentado este viernes en el marco del Festival del Club de Creativos (Cdec*) que se celebra estos días en la ciudad de San Sebastián. Para dejar huella (y constancia) de lo que ese mundo paralelo en el que tan pocas veces nos da por mirar. El arte llega a nuestros ojos, ¿pero qué pasa con las manos que lo crean?

Con buen ritmo y un claro mensaje para poner el mundo en su correcto lugar, un grupo de mujeres creativas se pone al frente de la cámara (que no detrás) para dar la cara y decir, a viva voz, cómo es la realidad. “Muchas jefa suelta para tan poca directora puesta”, su lema principal, para quién lo quiera pillar.

I’m the boss, man es otro de sus leads, que llega directo al corazón de quién lo ve. Si se escucha con atención, el oído llega a bombear con fuerza, percibiendo en esa rítmica sintonía el presente. ¿Por qué hay tantas mujeres buenas en el mundo de la creatividad y tan pocas llegan a los puestos más altos?

Lo más bonito, sin duda, además de verlas a ellas, es el sentimiento de unión que derrocha el videoclip. Todas entonan, a una voz, la realidad que nadie quiere ver. Y se mueven, por supuesto, para reivindicar su papel en el mundo laboral. Porque son muchas horas, muchos briefings e ideas que hay que repetir, creatividades por diseñar, inventos por crear… Y todo sin apenas reconocimiento por parte del mundo que las rodea.

¿Cuánto tardaremos en cambiar? Ellas, creativas y publicitarias, han dado un paso, más allá del papel y la pantalla del ordenador, como bien dice la canción. Pero hay otras muchas profesiones vinculadas en las que nuestro papel, aún, tiene mucha tinta por calar. Lo que valemos está más que demostrado, ahora solo queda que el mundo abra los ojos y quiera ver, lo que por una vez, se viene a cantar. ¿Somos buenas, por qué no?

Mujeres creativas

Compártelo

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas