Las fotos que no habías visto de Amy Winehouse - L'Officiel España
Cultura

Las fotos que no habías visto de Amy Winehouse

El diario visual de una de las mejores voces del mundo, una típica joven londinense disfrutando la vida.
Reading time 3 minutes

 

Cuando Blake Wood, un fotógrafo americano de tan solo 22 años se mudó a Londres, asistió a una fiesta donde le esperaba el inicio de una amistad como pocas, de esas donde los dos sujetos son inseparables. En enero de 2008, Kelly Osbourne le presentó a Amy Winehouse. Ella recién había ganado cinco premios Grammy por el álbum Back to Black y estaba en la cima de su carrera como cantante. Su ídolo, Tony Bennett, había anunciado que Rehab era de sus canciones favoritas. Sin embargo, para ese entonces la cantante estaba bajo el escrutinio mediático por otras razones diferentes a su carrera, sino por su adicción a las drogas, su alcoholismo y la oscura relación con su esposo, Blake Fielder-Civil.

Blake (como muchos) superó un rompimiento escuchando Black to Black, él y Winehouse hicieron click y pronto se convirtió en “Good Blake”, apodo que Amy usaba para distinguirlo de su esposo. Su conexión era personal, creativa y platónica y sus dos años de amistad estuvo lleno de momentos que quedaron documentados en imágenes de Wood. Tuvieron que pasar siete años después de su muerte en 2011 para que el fotógrafo pudiera volver a ver esas imágenes y decidiera compartirlas con el mundo. “Quiero cambiar la conversación que existe sobre ella”, aseguró en entrevista para el periódico The Guardian. “Existe una idea errónea de que en esos años todo estaba mal para ella, y no es del todo cierto, yo estaba ahí”. De este homenaje nació el libro Amy Winehouse con el sello de la editorial Taschen. “Este libro es una carta de amor a un amigo”.

/

Con imágenes en su estudio en Camden Town, el barrio londinense donde vivía, presentándose en París o de vacaciones en St Lucia; Wood presenta otro lado de Winehouse, una Amy en un mundo lejos de las fotografías que llenaban tabloides y revistas de una cantante destruida. En muchas de las imágenes se puede ver a Amy sin su look de pelo excéntrico, sino siendo ella misma, una Amy “normal”, la que trataba de disfrutar cada momento.

“El impacto de Amy en este mundo tiene diferentes niveles. Su impacto inmediato es por supuesto en la música. Sus canciones siguen conmoviendo a la gente porque ella tenía una habilidad única para conectar con los demás con su voz y sus letras, eran emociones que todos hemos sentido”, declaró Wood para Dazed & Confused. “Ella me enseñó sobre el amor, la pérdida y sobre todo ser auténtico y honesto contigo mismo y defender tu visión”. 

 

Amy Winehouse por Blake Wood de editorial Taschen saldrá el 23 de julio.
Imágenes cortesía Blake Wood 

 

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas