Celebrities

Quién es Katrin Thormann

Una modelo con experiencia consolidada pero sin pasar a formar parte de la media.
Reading time 2 minutes

Una modelo con experiencia consolidada pero sin pasar a formar parte de la media.

Katrin Thormann no es nueva en esto del mundo de la moda. Su característico rostro de princesa de cuento, su mirada de guerrera nórdica y sus 180 centímetros de altura encandilaron al mismísimo Steven Meisel. El fotógrafo, que ha tenido flechazos similares con tops como Naomi Campbell o Lara Stone, se convirtió en el impulsor de la carrera de esta alemana en 2008, cuando ella todavía no se tomaba demasiado en serio la profesión de modelo. Porque, seamos realistas: ¿cuáles eran las probabilidades de éxito? ¿Cuántas jóvenes aspirantes se quedan por el camino? ¿Cuántas están en lo más alto un día y desaparecen en pocas temporadas? En este oficio, o te mantienes en la lista de las mejores o te conviertes en víctima del olvido. Pero hay algunas excepciones y Katrin se las ha ingeniado para formar parte de ellas.

No es lo único que ha evitado que se convierta en la clásica modelo. Para empezar, fue descubierta en las calles de Berlín cuando contaba veinte primaveras, una edad a la que sus compañeras ya son consideradas veteranas. Un año más tarde apareció en la portada de dos números consecutivos de Vogue Italia. Sólo tardaría unos meses en tocar el cielo formando parte de la campaña estival de Prada. Lo complicado, entonces, fue decidir cómo afrontar su futuro.

Escogió el camino menos transitado. El que implica tomarse las cosas con calma. Gracias a ello, probablemente, sigue apareciendo en editoriales de las revistas más relevantes del mundo. Su acierto fue (y sigue siendo) responder sólo a las llamadas que le interesaban. Trabajar con los mejores también en lo relativo a los contratos publicitarios, aunque eso suponga menos ingresos. Así, sin prisa pero sin pausa, ha logrado afianzar su carrera en una industria caracterizada por la inestabilidad.

A los 28 años muchas modelos empiezan a plantearse su retirada. A punto de cumplirlos, Katrin sigue sin formar parte de la media.

Artículo publicado originalmente en el número 1 de L’Officiel España

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas