Ante la duda, Giorgia Tordini - L'Officiel España
Celebrities

Ante la duda, Giorgia Tordini

Siete de la mañana.
Reading time 2 minutes

Siete de la mañana. Suena el despertador pero tú, en realidad, llevas unos minutos despierta en la cama. Y tienes un motivo. No sabes qué te apetece ponerte hoy para ir a la oficina o para el cóctel de esta tarde. Eres de las que sí cree que una prenda de ropa pueda cambiarte el ánimo. Eres de las que necesitas que esa tela, ese color, esa forma, te inspire. Y para eso no hace falta una ocasión especial. Entonces te acuerdas de ella. Como por arte de magia. Estuviste mirando sus fotografías ayer. Repasaste todos sus looks. Te fijaste en cada detalle. Pero en realidad, viste mucho más allá que unas cuantas sugerencias de estilismos. Viste que el negro siempre funciona. También en verano. Y que en el armario no pueden faltar las prendas clásicas, porque nunca fallan y siempre terminan salvándonos. Te percataste de que no eres la única que no podría vivir sin unos jeans. Y que todas esas veces en las que has apostado por traerte a casa algo masculino, has acertado. Porque viste, también, que la feminidad se siente. Y entonces, se refleja. Descubriste que la cintura es el nuevo escote. Que no hay que tener miedo al terciopelo o al raso. Y entonces te diste cuenta de que esa será tu próxima adquisición, un vestido de uno de esos tejidos. O uno de cada uno. Pero viste más cosas. Que menos es más. Que por muy fiel que seas a los tacones altos y atados al tobillo, está permitido un romance con unas bailarinas a ras del suelo. Que los abrigos, cuánto más largos mejor. Y si te pones cuello alto, no te olvides de un collar. Que el estampado animal nunca dejará de llevarse. Que lo clásico tiene más de siete vidas y que por esa sencilla razón, podrías acostumbrarte a llevar la chaqueta de Chanel todos los días. Y que lo que importa no es solo la prenda, si no lo que dices con ella. Viste que un bolso de mano es imprescindible. Bueno, uno o más de uno. Comprobaste que puestos a coleccionar algo, que sean gafas de sol. De todos los modelos y tamaños. Que la última palabra la tiene un blazer. Desabrochado. Libre. Y que ser elegante es una actitud. Y entonces empiezas a tenerlo algo más claro aunque quizá, el primer café del día también ha ayudado. Eso y que, ante la duda, Giorgia. Siempre Giorgia Tordini.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas