¿Por qué es tan importante el regreso de Isabella Rossellini a Lancôme? - L'Officiel España
Belleza

¿Por qué es tan importante el regreso de Isabella Rossellini a Lancôme?

La vuelta de la musa definitiva de la marca de belleza evidencia la importancia de quererse a todas las edades.
Reading time 2 minutes
La vuelta de la musa definitiva de la marca de belleza evidencia la importancia de quererse a todas las edades. Han pasado más de tres décadas desde que Isabella Rossellini protagonizó la primera campaña de la marca Lancôme, y ahora, a sus 63 años, celebra su regreso oficial al universo de la firma francesa. Esta icónica actriz y modelo, hija del cineasta neorrealista Roberto Rossellini y la actriz — tres veces ganadora de un Oscar — Ingrid Bergman, vuelve para confirmar que su presencia y fuerza continúan tan vivas como en los 90, y más importante aún: para demostrar al resto de mujeres del mundo la importancia de gustarse independientemente del paso del tiempo. “Estamos encantados de anunciar una nueva colaboración con una mujer inspirada a la par que inspiradora, Isabella Rossellini. Ella fue el primer rostro de la firma, así como uno de los mejores ejemplos de la feminidad de Lancôme. ¡Damos la bienvenida a casa a nuestra musa!”, anunciaba la firma de belleza en su cuenta de Instagram. De este modo, la italiana se une al séquito de embajadoras de la firma, que cuenta con las siempre espectaculares Penélope Cruz y Julia Roberts, otros ejemplos de que se puede estar increíble a edades más maduras. "Si no fijamos en la mayoría de anuncios, se podría pensar que el maquillaje es sólo para las chicas guapas de veinte años. Ver otro tipo de mujeres hace que tanto las adultas como las jóvenes no tengan miedo a envejecer”, ha declarado el icono, por su parte. Queda patente que la Rossellini de ahora es tan segura de si misma y espectacular como la de antes, y eso es lo que nos enamora de ella. La lección a extraer de este movimiento de la marca francesa es, efectivamente, la misma que podemos deducir de las palabras de Rossellini: terminemos con ese miedo irracional a envejecer. Se puede estar maravillosa a los 20, a los 30 y a los 60. Sólo es cuestión de cuidarse, y de quererse.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas