¿Es seguro utilizar la protección solar que compraste el año pasado? - L'Officiel España
Belleza

¿Es seguro utilizar la protección solar que compraste el año pasado?

La crema protectora es una de esas cosas que suelen sobrevivir de un verano a otro pero… un año después ¿sigue siendo seguro?
Reading time 2 minutes
La crema protectora es una de esas cosas que suelen sobrevivir de un verano a otro pero… un año después ¿sigue siendo seguro? La crema protectora, con su característico olor a verano, es como la toalla o el bañador: cuando llegan los primeros días de sol y playa los recuperamos como si no hubiera pasado el tiempo. La cuestión es que el tiempo… sí ha pasado, e igual que es posible que el bikini ya no te siente tan bien, puede pasar que la protección haya perdido su capacidad para proteger por el camino. Primero, lo primero: cualquier cosmético que se precie debería incluir una fecha de caducidad en su envase. Fíjate bien porque puedes confundir sus cifras con las del número de lote. En el caso de que no la encuentres o se haya borrado, calcula más o menos desde el momento en que la compraste. Los bronceadores suelen fabricarse y garantizar que son seguros una media de tres años, y aún así todavía se pueden utilizar con normalidad un año después. Si ha superado esta prueba, continúa leyendo. Cada crema protectora tiene una fórmula diferente, por lo que no es posible generalizar respecto a los factores que pueden estropearla. El calor y la luz son dos agentes que pueden resultar decisivos al respecto y no por la crema en sí, sino por la degradación del plástico de su envase. A partir de ahora, procura no guardarla en el coche ni dejarla al sol en la playa, porque esos gestos pueden conseguir que dure menos de lo que indica en su fecha de caducidad.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas