Lo que debes saber antes de pasarte al rubio - L'Officiel España
Belleza

Lo que debes saber antes de pasarte al rubio

Una melena rubia puede sonar como una alternativa muy divertida o radical, en lo que a cambios de look se refiere, si eres de las que no han nacido con ese tono natural, pero antes de precipitarnos y lanzarnos de lleno a la tendencia ‘blonde’, hay ciertos puntos que hemos de tener en cuenta.
Reading time 2 minutes
Una melena rubia puede sonar como una alternativa muy divertida o radical, en lo que a cambios de look se refiere, si eres de las que no han nacido con ese tono natural, pero antes de precipitarnos y lanzarnos de lleno a la tendencia blonde, hay ciertos puntos que hemos de tener en cuenta. Conoce tu cabello. No es la primera vez que vas a la peluquería y probablemente tampoco sea la primera vez que te sometes a un cambio de look. Es muy importante que consultes con tu colorista de confianza qué tono te conviene más, teniendo en cuenta cómo reaccionó tu cabello a tus experiencias pasadas con los tintes. No todos los rubios van bien con todos los tonos de piel. Por norma general, cuanto más clara la piel, más claro debe ser el tono de rubio — y viceversa —, siempre y cuando el efecto buscado sea el de un color natural. Debemos tener en cuenta nuestro estilo de vida. Si frecuentamos zonas geográficas en las que el sol es más intenso, o nos encontramos en una época del año más calurosa, probablemente nuestro tono varíe, generalmente volviéndose más claro. No te laves el pelo durante las últimas 12 horas antes de tu cita con el peluquero. Cometiendo este error tan común, eliminarás los aceites naturales presentes en tu cabello, con lo que el tratamiento te resultará más agresivo e incómodo, y el resultado será menos efectivo. Deberás cambiar tu forma de maquillarte. Cuanto más claro el tono del cabello, será necesaria menos cantidad de maquillaje para lograr un efecto general armónico. Por tanto, se recomienda tener especial cuidado con el bronceador, y potenciar el color en los labios. La decoloración es un tratamiento agresivo. El cabello sufre y termina estando más seco de lo normal. En el caso de estructuras capilares con más tendencia a engrasarse puede acabar siendo un aspecto positivo, pero en otras no tanto. La mascarilla capilar se convertirá en un producto imprescindible de tu rutina de belleza. Deberás ahorrar. Para mantener tu tono rubio a largo plazo y con un aspecto sano y fuerte, has de invertir en él. No solamente a través de productos especializados que nutran tu cabello tratado, sino recurriendo a sesiones de peluquería con una periodicidad de entre 4 y 12 semanas, dependiendo de cada caso concreto.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas