Hemos probado: Rescue Mask de Eve Lom - L'Officiel España
Belleza

Hemos probado: Rescue Mask de Eve Lom

Encontrar tu mascarilla facial ideal no es fácil.
Reading time 2 minutes

Encontrar tu mascarilla facial ideal no es fácil. Te contamos por qué ésta es la nuestra después de haberla probado, cómo es, cómo nos la hemos aplicado y cuál es el resultado.

Encontrar una mascarilla facial que se adapte a la perfección a las necesidades de tu rostro es casi una utopía. Por mucho que esté indicada para pieles grasas, secas o mixtas, suele haber un detalle que no acaba de convencernos. Quizá porque secan el rostro hasta dejarlo tirante, porque hidratan con grasa en exceso, porque irritan las partes más sensibles… Nuestro consejo es elegir una mascarilla con ingredientes naturales que cumplan tres funciones básicas: descongestionar, limpiar e hidratar.

Hemos encontrado estas tres funciones en la mascarilla Rescue Mask de Eve Lom. Se trata de un tratamiento de limpieza profunda apto para todo tipo de pieles, pues elimina las impurezas sin irritar e hidrata la piel sin aportar elementos grasos al rostro. Y todo ello a base de elementos naturales como la arcilla de caolín, que absorbe el exceso de grasa y reduce la hinchazón de las pieles cansadas; el alcanfor, que refresca y descongestiona los poros para evitar las erupciones de la piel; la almendra molida que realiza una suave exfoliación para eliminar las células muertas sin irritar; y la miel, que acondiciona y suaviza la piel.

Agitamos bien el bote y extendemos una capa de grosor medio evitando el contorno de los ojos. Apreciamos al instante ciertos aromas arcillosos y mentolados y notamos que la textura es fundente pero con algún ligero grumo. Extendemos haciendo círculos para exfoliar la piel suavemente y lo dejamos actuar 20 minutos. La mascarilla penetra enseguida en la piel y cuando la retiramos con agua tibia y un paño la notamos suave, con los poros vacíos (literalmente) y sin tirantez. La cara está limpia, hidratada y sin rojeces, además, Rescue Mask (50 ml, 50 euros) es relajante, notas cómo calma tu piel y a la vez, cuando retiras la mascarilla, ves cómo se activa y recupera un tono natural, por lo que es perfecta para después de una mala noche, un día estresante o los cambios de temperatura que provocan rojeces y signos de cansancio en el rostro. Por eso recomendamos usarla dos o tres veces por semana para una limpieza profunda.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas