Belleza

Cosas que puedes hacer para cuidar tu piel en invierno

El invierno puede pasar factura a nuestra piel.
El invierno puede pasar factura a nuestra piel. La calefacción, la lluvia, el frío, los cambios bruscos de temperatura… Todos estos factores afectan negativamente a este órgano tan delicado; por ello, queremos darte unos sencillos consejos para que protejas tu piel de los daños del invierno. Hidrátate por dentro. Bebe y bebe, como los peces en el río. Hidratarse no es solo aplicar cremas y aceites; necesitas beber mucha agua para que tu piel esté radiante y pueda luchar contra las bajas temperaturas. Hidrátate por fuera. Escoge una crema corporal en forma de manteca para los meses más fríos, pues te protegerá de posibles descamaciones y mantendrá tu piel suave y elástica. Lo mismo para la cara, quizás debas cambiar tu hidratante normal por una más adecuada para el invierno, con protección contra el frío y un plus de hidratación. Cambia de gel de ducha. Al igual que la crema hidratante, tu gel debe ser también especial en invierno, pues lo que buscamos es mantener la capa de hidratación y el pH de la piel. Cámbiate a uno en formato cremoso o con base de leche. Evita el agua demasiado caliente. En invierno apetecen esas largas duchas a temperatura infierno, pero debes saber que este gesto daña mucho tu piel, sobre todo la del rostro, pues un agua demasiado caliente favorece la deshidratación del organismo, lo que se ve reflejado en la piel, que luce apagada y áspera. Consume alimentos con ácidos grasos omega 3. El aguacate, el pescado azul o los frutos secos son grandes fuentes de ácidos grasos Omega 3, indispensables durante todo el año para una buena salud, pero sobre todo en invierno, cuando nuestras defensas están más bajas y tendemos a coger gripes y resfriados cada dos por tres. Además, el consumo de estas grasas beneficiosas para el organismo, mejoran notablemente el aspecto de nuestra piel y nos protegen contra enfermedades cutáneas como la dermatitis. Sustituye el café por el té verde. Ni que decir tiene que tomarse una taza de té es mucho más saludable que beberse un café. El té verde es antioxidante y facilita la regeneración celular, ayudando a nuestra piel a mantenerse joven y tersa por más tiempo. Come muchas manzanas. Se dice que una manzana al día mantiene lejos al doctor. Pues lo mismo sirve para la piel. El consumo diario de manzanas te ayudará a mantener una piel jugosa, joven y luminosa.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas