Belleza

Cómo peinarte con rulos

Nuestras abuelas tenían toda la razón, no hay como los rulos de toda la vida para conseguir unas ondas de infarto.
Reading time 2 minutes
Nuestras abuelas tenían toda la razón, no hay como los rulos de toda la vida para conseguir unas ondas de infarto. Si no tienes ni idea de cómo utilizar estos artilugios que tan retro nos parecen, te damos las claves. En primer lugar, todo depende del tipo de onda que quieras conseguir, pues hay tantos tipos de rulos y técnicas como peinados. Veamos las tres tipologías de rulos más comunes y para qué podemos utilizar cada cual. Rulos de esponja. Son pequeñas tiras de esponja con núcleo de alambre. Para utilizar estos rulos se enroscan los mechones de cabello y se dan vueltas hasta llegar a la raíz, luego se ajusta el rulo para fijarlo y que no se suelte. Si tu pelo es fino y liso, no te recomendamos este tipo de rulo, pues consigue unas ondas suaves y sueltas, muy poco marcadas. Este producto es ideal para pelo grueso y con volumen, pues el resultado será muy natural y elegante. Rulos clásicos. Los de tu abuela. Se enrosca el pelo y se fija con un pincho o una horquilla. Estos rulos se pueden encontrar en varios tamaños, dependiendo de la cantidad de pelo y de lo grande y marcada que quieras la onda. DIMITRIOS KAMBOURIS Rulos de velcro. Están recubiertos por una capa de velcro que se adhiere al pelo sin necesidad de horquillas. Son de tamaño medio y van muy bien para melenas tupidas y de largo medio. En cuanto a la forma y tamaño de la onda, será proporcional al tamaño del rulo que utilices. Si lo que buscas es un rizo pequeño y prieto, opta por un rulo fino, mientras que para unas ondas abiertas lo mejor es utilizar uno de mayor tamaño. Cuanto más grande el rulo, menos marcada será la onda, por lo que si tienes un pelo fino o lacio, lo mejor será que optes por un tamaño medio para que tu peinado dure intacto más tiempo. Una de las mayores ventajas de los rulos frente a las planchas, es que se reduce considerablemente el daño en el cabello, pues para utilizar los rulos no es necesario secarse el pelo ni aplicar calor, puedes simplemente ponértelos por la noche e irte a la cama con ellos, así por la mañana tendrás el pelo completamente seco y unas ondas de infarto.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas