#BeautyTip: Cómo limpiar tus brochas de maquillaje – L’Officiel
Belleza

#BeautyConsejo: cómo limpiar tus brochas de maquillaje

Las usas a diario y se ensucian, por supuesto. Bases suaves o densas, polvos bronceadores o coloretes, da igual, las brochas se ensucian por igual y, claro, toda esa polución no es nada, pero que nada buena para tu piel. Así que toca limpieza a fondo, sí, de tus brochas. ¿Que no sabes cómo?
Reading time 3 minutes

Pues nosotras te vamos a explicar cómo. Pero antes de nada, vamos a comenzar por el principio. Porque para llegar al final de un camino, primero hay que entender el sendero… Y para limpiar tus brochas, primero tienes que saber por qué se ensucian y, por supuesto, lo perjudicial que es esto para tu piel. 

Da igual que te guste o no la belleza (y todo el ritual de maquillarse). Tanto si eres de las que usa todo tipo de productos beauty por las mañanas, como si eres por las que apuesta por una belleza más natural, al final siempre hay algún truquito de belleza al que no te puedes resistir. Igual es base o iluminador, corrector o simplemente polvos bronceadores…

Pero el caso es que a tu cara le aplicas a diario un producto que la cubre y la estropea. Y tú, querida, tienes que cuidarla por encima de todo. Y, claro, como no lo aplicas con las manos, todo va directamente a la brocha. Ahí es donde tenemos el punto de inflexión: las brochas son el foco de gérmenes y suciedad que usas a diario para aplicar producto sobre tu cutis. 

¿Has pensado alguna vez lo que eso significa? Básicamente, que junto a tu base de maquillaje, junto a tus polvos o incluso junto a tu colorete, estás añadiendo polución a la cara que afecta directamente a su PH. Y que, con el paso del tiempo, puede ser de lo más perjudicial, provocando la aparición de poros, granitos e incluso espinillas. 

Pero todo eso puede cambiar (o, más bien, debe cambiar). Y todo pasa por una sencilla limpieza que debes hacer de vez en cuando (cada dos semanas o mes). Muy sencillo, solo tienes que coger todas tus brochas y darles un buen repaso hasta que estén impolutas… Y las puedas usar de nuevo de la forma más ‘natural’ posible. El #BeautyTruco, aquí: 

 

- Coge todas tus brochas (da igual el uso que les des) y ponlas en fila sobre una toalla

- Ahora, puedes utilizar un utensilio ‘limpia brochas’ o hacerlo manualmente

- Coge un jabón neutro (que no tenga parabenos, ni perfume, ni añadidos) y una por una, vas limpiando las brochas con la mano

- Friega bien, sin dejarte ni un hueco, para que todo el maquillaje salga

- Aclara con agua, vuelve a remover los pelillos y aclara una vez más

- Ahora, déjalas secar al aire, hasta que estén perfectamente secas, ¡Y ya las puedes volver a usar!

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas