Nueve curiosidades sobre Kandinsky - L'Officiel España
News

Nueve curiosidades sobre Kandinsky

Nacido en 1886, Vasili Kandinsky estaba considerado como un pionero del arte abstracto y expresionista, y sus evocadoras obras, llenas de color y formas geométricas, han servido de inspiración para numerosas generaciones posteriores.
Reading time 3 minutes
Nacido en 1886, Vasili Kandinsky estaba considerado como un pionero del arte abstracto y expresionista, y sus evocadoras obras, llenas de color y formas geométricas, han servido de inspiración para numerosas generaciones posteriores. Nosotros hemos querido aprovechar que el espacio Centro Centro del Palacio de Cibeles acoge estos días una retrospectiva sobre el artista y teórico ruso, para rendirle homenaje en forma de 9 datos que (probablemente) no conocíais acerca de él. 1. Está considerado como el primer artista creador de una obra puramente abstracta. Se trata de una pieza que se remonta al año 1923, carente de nombre y pintada con acuarelas, que a día de hoy se expone en el Museo Pompidou de París. 2. Consideraba la pintura como una forma de culto. Además de, objetivamente, apreciar una obra de arte, este autor veía el color como un medio para lograr un cierto nivel de espiritualidad. En su libro “Concerning the Spiritual In Art”, Kandinsky declaró que “el color es un poder que influencia directamente al alma” y que “todos los medios (en pintura) son sagrados cuando son dictados por una necesidad interna”. 3. Sentía gran admiración por el impresionista francés Claude Monet. De hecho, las primeras piezas creadas por Kandinsky presentan una gran influencia del fauvismo, el impresionismo y el puntillismo. 4. Sufría de sinestesia. Este efecto consiste en percibir una imagen o sensación subjetiva, propia de un sentido, determinada por otra sensación que afecta a un sentido diferente. En definitiva, los sinestéticos son capaces de oír colores, tener sensaciones gustativas al tocar una cierta textura o ver sonidos. 5. Veía una gran conexión entre el arte y la música. Probablemente a causa de la sinestesia, Kandinsky tenía una gran sensibilidad para relacionar ambos mundos, lo cual queda bastante patente en una de las célebres citas del artista: “El color es el teclado, los ojos las armonías, el alma es el piano con muchas cuerdas. El artista es la mano que toca, tocando una nota u otra, causando vibraciones en el alma”. 6. No se dedicó a la pintura hasta cumplir los 30 años de edad. De hecho, antes de introducirse de lleno en esta industria, había estudiado economía y derecho y ejercía como profesor en la Universidad de Dorpat. 7. Era un firme detractor de la corriente comunista. Kandinsky era un hombre que viajaba con frecuencia por Europa, y en uno de sus regresos a su Rusia natal, se encontró con un régimen comunista opresor, corriente con la cual nunca estuvo de acuerdo. El Estado ruso, por su parte, llegó a considerar las obras del artista como de un “espiritualismo deforme”, y en muchos museos, exponer su pintura estaba prohibido. 8. El régimen nazi confiscó su arte. En el año 1937 tuvo lugar “Arte Degenerado”, una exposición, iniciativa del gobierno alemán, cuyo objetivo era describir todo arte moderno y prohibirlo en favor de lo que los nazis denominaban “arte heroico”. Tres obras de Kandinsky fueron — por desgracia — confiscadas y exhibidas en el espacio, y posteriormente destruidas. 9. Hoy en día, un Kandinsky cuesta millones. En el 2012, su obra “Studie fur Improvisation 8” fue vendida por 23 millones de dólares. ‘Kandinsky. Una retrospectiva’ en espacio Centro Centro del Palacio de Cibeles (Madrid) hasta el 28 de febrero de 2016 de 10 a 20:30 (excepto 5 de enero, de 10 a 13h, y el 6 que permanece cerrado).

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas