Vestidor L’Officiel: chaqueta de cuero - L'Officiel España
Moda

Vestidor L’Officiel: chaqueta de cuero

La chaqueta de cuero es una prenda clásica y un básico en nuestro armario.
Reading time 3 minutes
La chaqueta de cuero es una prenda clásica y un básico en nuestro armario. Esta pieza nació para ser salvaje y para representar un siglo de rebeldía. Hoy en día, la chaqueta de cuero brilla en las pasarelas. Te contamos su historia. Trasladémonos a la primera guerra mundial. Fue en 1915 cuando a los pilotos belgas y franceses se les confeccionaron largos abrigos de cuero para protegerlos de las inclemencias del tiempo. La prenda no pasó inadvertida y, dos años más tarde, las fuerzas estadounidenses crearon sus propias chaquetas de cuero. Así fue como en 1931 nació la chaqueta A2, una versión de la chaqueta a la cintura convirtiéndose hasta la actualidad en la prenda más popular del uniforme militar norteamericano. En la década de los 30, la chaqueta de cuero dejó de ser una prenda meramente funcional para comenzar a destacar como prenda icono. Los hermanos Irving y Jack Schott la convirtieron en una pieza icónica cuando diseñaron la primera chaqueta para Harley Davidson. Se acortaron, se incorporaron detalles más mordernos y se ajustaron a la cintura y a las muñecas para que los amantes de la velocidad pudiesen protegerse del frío. Con la llegada de los años 50, Hollywood adaptó la chaqueta de cuero como símbolo de la cultura rebelde. La prenda se convirtió en sinónimo de rebeldía y actores como James Dean o Marlon Brando le dieron el icónico look de chico malo. Después de brillar en la gran pantalla, la chaqueta de cuero se convirtió en la prenda fetiche que gran parte de los hombres querían tener, primer gran triunfo de la cultura popular en el mundo de la moda. Yves Saint Laurent fue el primer diseñador que vio el potencial de esta prenda. El modisto presentó su primera chaqueta de cuero en 1960, durante una colección para Christian Dior. La introducción de la prenda despertó entusiasmo a la vez que confusión, ya que la chaqueta se asociaba a un modo de vida rebelde y marginal hasta entonces. La inspiración de Saint Laurent consiguió que la cultura callejera comenzara a influir a las marcas de alta costura. Así fue como la chaqueta de cuero encontró su sitio en los años 60 y adoptó mucho estilo. Steve McQueen la convirtió en una prenda cool, mientras que grandes artistas como The Beatles o The Rolling Stones, la introdujeron al rock & roll. En los años 70 llegó la era punk y la lucha por la igualdad de género, lo que motivó a las mujeres a usar la chaqueta de cuero y convertirse en su prenda favorita. A partir de los 80 y 90 el significado revolucionario y rebelde de la chaqueta de cuero fue disminuyendo. De esta manera, en los 80 Carolina Herrera aportó el máximo glamour a la pasarela con un modelo de terciopelo negro, con cremallera asimétrica y cinturón a juego. Una década más tarde, Versace y Chanel convirtieron la prenda en su básico durante varias temporadas, con distintos largos, colores y aplicaciones. Hoy en día, la chaqueta de cuero encabeza la industria de la moda, es un icono cultural y un básico en nuestros armarios.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas